Toda la información del fútbol base valenciano

Atlètic Amistat jugó con 3 jugadores menos para equilibrar el duelo ante el Benimamet

COMPARTIR
, / 755 0

En las categorías de formación, entrenadores y técnicos insisten a los jóvenes futbolistas de que el cómo es tan importante como el qué. Y, en ocasiones, hace falta realizar pequeñas concesiones para poder medir el potencial de un equipo contra otro en buena lid. Eso es lo que sucedió este pasado sábado en la cancha del Atlètic Amistat, en la que su conjunto Benjamín A se medía al Benimamet en el duelo correspondiente a la jornada 17 del Grupo A6 Benjamín.

Se daba la circunstancia, además, de que el choque medía al líder del grupo -invicto, con 16 victorias consecutivas- y al último clasificado. Justo antes del arranque del partido entre ambas escuadras, un percance de última hora en las filas del equipo visitante le dejó con apenas cinco efectivos alineables: cuatro futbolistas de campo y el portero. En vista de la imposibilidad de obtener más jugadores, el técnico local Nacho Sancho optó por intentar equilibrar la contienda al menos en el aspecto numérico. “Era eso o que el partido no se jugase, porque ocho contra cinco era exagerado”, explicó el técnico al periódico ESPORTBASE.

Así, el Atlètic Amistat renunció a alinear a tres de sus futbolistas y también saltó al césped con cuatro jugadores de campo y el portero. Un hecho poco habitual pero necesario para, al menos, dotar de igualdad y ‘fair-play’ a la contienda en lo que respecta al número de efectivos. Hasta ocho futbolistas del equipo local aguardaban en el banquillo su oportunidad, mientras su cuerpo técnico trataba de rotar las sustituciones lo máximo posible para que “todos disfrutasen de minutos” sin afectar el ‘cinco contra cinco’ sobre el terreno de juego.

Como suele suceder en estos casos, el resultado fue lo menos importante (amplia victoria del equipo local por 18-0). La entrenadora visitante, a la conclusión del choque, agradeció el gesto al cuerpo técnico del Atlètic Amistat. Un ejemplo de que, más allá de la diferencia futbolística entre unos equipos u otros, lo fundamental al educar y formar en valores a los pequeños jugadores es que puedan medirse sobre el césped en igualdad de condiciones.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.