Toda la información del fútbol base valenciano

“Lo que siempre debimos ser”: la Fundación VCF abraza el retorno a sus orígenes sociales

Entrevista a Pablo Mantilla, director general de la Fundación VCF.
COMPARTIR
, / 1555 0
Pablo Mantilla, director general de la Fundación VCF | Foto: Paco Polit

Pablo Mantilla, director general de la Fundación VCF | Foto: Paco Polit

En 1996, el catedrático de Derecho Juan Martín Queralt y un grupo de notables valencianistas dieron el paso al frente para la constitución de un organismo de marcado carácter social, destinado a promover los valores del valencianismo y a velar por un reparto democrático de las acciones del Valencia CF tras su constitución en Sociedad Anónima Deportiva.

Ha llovido mucho desde entonces. La Fundación VCF fue perdiendo peso con el paso de los años, producto de una gestión deficiente de los sucesivos equipos de directivos en el Valencia CF, más centrados en otros quehaceres en lugar de promover su labor social. Su perversión definitiva llegó en 2009, cuando fue utilizada como pretexto legal para convertirse en máxima accionista del club y así evitar el desembarco de Dalport como dueño del Valencia. Con un préstamo de 75 millones –luego aumentado hasta 86- incapaz de devolver a Bancaja, la Fundación pasó casi un lustro ‘congelada’ y obligada a desempeñar su labor principal casi a escondidas. Mientras sus trabajadores seguían adelante con sus iniciativas de corte social, su ‘rodillo’ accionarial era sacado a escena en cada Junta de Accionistas.

La compra del Valencia CF por parte de Peter Lim en 2014 quitó a la Fundación la pesada carga del préstamo y, a su vez, devolvió al organismo gran parte de sus principios fundacionales. Con nuevo presidente (el singapurense Ser Miang Ng), su director general Pablo Mantilla y el resto de trabajadores pueden al fin dedicarse a la labor social, histórica y solidaria que, en el XX aniversario de su constitución, ESPORTBASE quiere conocer en profundidad.

ESPORTBASE: ¿Cómo ha cambiado la Fundación VCF en la temporada 2015-2016, después de que Meriton comprase el Valencia el verano anterior?

PABLO MANTILLA: En realidad lo que hemos hecho ha sido normalizar lo que siempre debería haber sido la Fundación. De la misma forma que muchos clubes tienen una entidad que es independiente de manera jurídica, la Fundación es la depositaria de la responsabilidad social del Valencia CF. Eso conlleva un acercamiento a la sociedad valenciana al margen de los resultados deportivos. La Fundación tiene su propio camino y es consciente de que tiene un compromiso con la sociedad y la Comunitat, y devolverle a la sociedad ese apoyo recibido desde hace noventa años.

EB: Además, el Patronato de la FVCF está formado por gente valenciana y por gente de Singapur, en lo que es la primera muestra de mestizaje desde el proceso de venta.

PM: Informamos al Patronato de todas las novedades y gestiones que se realizan. Hemos integrado la Fundación VCF dentro de la propia página web del Valencia, para mostrar esa integración. Tenemos una estrecha relación con la escuela, con el departamento comercial y el resto, y queremos darle la notoriedad que merece.

Niños en la exposición 'Doblet Historic' en Sueca | Foto: Juan Catalan

Niños en la exposición ‘Doblet Historic’ en Sueca | Foto: Juan Catalan

EB: Ustedes promueven la recuperación del patrimonio histórico. ¿Creen que es necesario acercar toda esa riqueza histórica del club a los más jóvenes?

PM: Por supuesto, pero también queremos escuchar opiniones como la del diario ESPORTBASE o la de partes vinculadas al club que puedan aportar ideas positivas para la Fundación. Es una labor que debe ser llevada a cabo entre todos. No creo que los niños desconozcan la historia del Valencia, porque esa labor recae en primera instancia en las familias. La creación del Departamento de Patrimonio Histórico, que ya lleva unos años desempeñando su labor, quiere dar un impulso a eso y mostrar a la sociedad aquello que no conoce. La publicación del acta fundacional del club o el emplazamiento exacto del Bar Torino, donde se puso una placa conmemorativa, son dos ejemplos. Noventa años dan para mucho y queremos que la gente esté orgullosa del club.

EB: ¿Qué balance hacen de las exposiciones itinerantes que la FVCF promueve por toda la Comunitat?

PM: Prácticamente todos los meses hemos tenido alguna exposición en algún pueblo, con el ‘boca-a-oreja’ del Ayuntamiento o las peñas del lugar como motores. Queremos mantener las exposiciones itinerantes y crear nuevas, porque se valora mucho la manera en que se acerca el Valencia a estos pueblos. Contamos también con la colaboración de la Asociación de Futbolistas porque la gente valora mucho su presencia en este tipo de eventos.

EB: Desde el verano de 2015, ¿cómo funcionan los equipos de fútbol base de la Fundación?

PM: La labor deportiva la desarrolla el club, mientras que nosotros llevamos a cabo la labor administrativa. También los campus de Fundación en Valencia y en el extranjero, desde verano de 2016, los lleva el club. Sólo gestionamos lo que corresponde a los equipos femeninos.

Ser Miang Ng visitó a los chicos de Escuelas Cor Blanquinegre | Foto: Juan Catalán / FVCF

Ser Miang Ng visitó a los chicos de Escuelas Cor Blanquinegre | Foto: Juan Catalán / FVCF

EB: Ha sido también el año de las Escuelas Cor Blanquinegre. ¿Cómo surgió la idea para este proyecto?

PM: La idea nos la hizo llegar el doctor (Jose Luís) Zaragosí, desde la Peña Valencianista por la Solidaridad. Queríamos usar el fútbol como instrumento para evitar el absentismo escolar en ciertos lugares. Nos pareció una idea a medida para la Fundación. Lo hemos implementado en La Coma, en Torrent, en Beteró… Creamos un equipo de unas veinte niños y niñas, algunos nunca habían jugado en campo de césped artificial ni con equipaciones deportivas oficiales. Cada trimestre hacemos una revisión de cada niño y vemos cómo han mejorado, si responden positivamente… Tratamos de incentivarles durante la temporada con algún pequeño premio, como por ejemplo entradas para el fútbol o visitas de los jugadores. Prácticamente todos, unos cien, son niños en riesgo de exclusión social.

EB: ¿Quiénes son los encargados de entrenar a los chavales?

PM: Tenemos a dos técnicos de la Fundación y entre cuatro y seis ex futbolistas, como Juan Carlos Mohorte, Arturo Boix, ‘Titín’ Sanfeliu… El propio presidente de la FVCF, Ser Miang Ng, ha venido a visitarlos y a saludarles varias veces.

Mantilla (izq.) junto a Ser Miang Ng | Foto: Juan Catalán / FVCF

Mantilla (izq.) junto a Ser Miang Ng y Fernando Giner | Foto: Juan Catalán / FVCF

EB: Centrémonos en los más jóvenes. ¿Le gustaría a la Fundación VCF poder hacer más para acercar la historia del club a los más pequeños?

PM: Está claro que, si no hacemos valencianismo desde que son jóvenes, iremos perdiendo masa social con el tiempo. La tendencia mediática tiende a que sólo existan Madrid y Barcelona, o todavía peor, Messi y Cristiano. La esencia del juego colectivo se está pervirtiendo. La historia es mucho más fácil de ‘vender’ a aquel que la ha vivido, aunque sea indirectamente, que a aquel que no la conoce. Es fundamental no sólo expandir la historia del Valencia entre los jóvenes, sino también ayudarles a llevar unos hábitos saludables. Hemos hablado con el Hospital Clínico de Valencia respecto a posibles ideas para la prevención de lacor obesidad infantil, un problema verdaderamente grave.

EB: Entonces, volvemos de nuevo al papel de las familias como vehículo de transmisión.

PM: Nos gustaría, a través de nuestras iniciativas, ser un detonante para que el abuelo o el padre le cuenten al hijo quienes fueron sus ídolos del Valencia. Es mucho más efectivo.

EB: Desde 2009 la Fundación VCF vivió un camino tortuoso, alejado de sus principios fundacionales y que vuelve a estar de actualidad tras la sanción de la Unión Europea. Hasta lo sucedido hace unos días, entendemos que el presupuesto de la FVCF había aumentado tras el proceso de venta…

PM: En realidad, el presupuesto ha disminuido, con la diferencia de que ahora no tenemos que pagar cinco millones anuales de intereses… Aquello con lo que contamos, podemos destinarlos a la obra social de nuestra Fundación. Tampoco creemos que haga falta un gran presupuesto para llevar a cabo nuestras iniciativas. Por ejemplo, el documental de Kempes en RTVE hace unos meses: nos costó la labor de documentación, el viaje de Paco Grande a Valencia, un par de comidas… No es un gasto grande. Además, hay muchas empresas e instituciones que nos apoyan en nuestras iniciativas. No es cuestión de tener mucho dinero, sino saber gastar bien los recursos e invertir mucho esfuerzo en ello.

EB: Terminamos. ¿Qué le pide a la temporada que viene?

PM: Entre otros, nos gustaría asentar el proyecto de Escuelas Cor Blanquinegre y que abarque no sólo a chavales en riesgo de exclusión, sino también a escuelas para discapacitados y ampliar el proyecto a toda la provincia. Y seguir promoviendo la Escuela Di, que lleva ya cinco años con nosotros en colaboración con el Centro Francisco Esteve de Paterna.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.