Toda la información del fútbol base valenciano

, / 1204 0

Juan Sánchez: “La competencia entre padres no es positiva para los hijos”

COMPARTIR

Hay tipos que nacen con un don. Un ‘algo’. En el caso de Juan Sánchez (Aldaia, 1972), lo suyo siempre fue estar en el lugar justo en el momento adecuado. Perforar las redes rivales, nos cuenta, se le dio bien desde muy pequeño. Miembro de aquel legendario Valencia CF que alcanzó dos finales de Champions League, campeonó en 2002 en Liga y celebró el ‘doblete’ de 2004, este ‘loco’ del fútbol trasladó posteriormente su afición por el juego hasta los despachos como secretario técnico del club valencianista durante varias temporadas. Una carrera que, incluso a fecha de hoy, le mantiene muy vinculado al fútbol base de la Comunitat.

juan-sanchez-entrevista-03ESPORTBASE: ¿Dónde empieza la relación de Juan Sánchez con el fútbol?

JUAN SÁNCHEZ: Aunque nací en Aldaia, mis padres se fueron a vivir a Alaquás y allí empecé a jugar el colegio con cuatro años. Entrené allí algún año y en edad Benjamín, con ocho años, empiezo en el Aldaia. En mi vida sólo existía el fútbol. Mi padre era muy futbolero y sólo se hablaba de fútbol en casa. En aquellos entrenamientos en campo de tierra ya hacía goles; lo pienso ahora y es verdad, siempre me caían todas las pelotas a mi. Jugaba porque me gustaba, desde luego más que estudiar, más que hacer los deberes… Y tuve la suerte de que mis padres me apoyaron en todo momento.

EB: ¿Le ponían alguna condición para jugar? ¿Aprobar todo en el colegio, por ejemplo?

JS: Nada, me apoyaban, iba a entrenar y me dejaban tranquilo… ¡No como yo ahora con mis hijas! (Risas) Era otra época.

EB: ¿Iban a verle entrenar?

JS: Iban, pero no sólo ellos: mis padres, mis hermanos, mis tíos… Toda la familia. Fui el primer futbolista de la familia. Ahora veo mucho fútbol base y percibo la diferencia: estoy muy orgulloso de que mi padre fuese un hombre muy tranquilo, que nunca me chilló ni me dijo lo que tenía que hacer. Se ponía en el córner y veía tranquilamente el partido. Cuando acababa, eso sí, me decía que era muy malo por fallar un gol o lo que fuese… pero durante el partido, nada de nada. Nunca pidió hablar con un entrenador o con un delegado.

juan-sanchez-entrevista-02EB: ¿Cómo es su transición al Valencia CF?

JS: Hay un día clave que no se me olvidará. Estábamos en el Polideportivo de Aldaia entrenando, el director era Juan Pascual. Ese día vino Vicente Guillot, que era el director de la escuela en Aldaia, y tras ver el entrenamiento decidieron que Marías Rubio y yo nos fuésemos al Valencia a hacer unas pruebas. Yo tenía 12 años. Llegar a Paterna era otro mundo. Ahora las distancias se han reducido, pero en aquel momento la Ciudad Deportiva era motivo de respeto y cierto miedo, no sabías lo que te ibas a encontrar. Veníamos del pueblo y entrabas a un vestuario con equipajes y el escudo del Valencia, y eso nos sorprendía.

juan-sanchez-entrevista-05EB: ¿Tuvo usted algún mentor o ayuda al llegar?

JS: Recuerdo a Octavio Morante, el primer entrenador que tuve allí. Y jugadores, muchísimos: Chuli, Chape, Tino, Lino… Me hicieron todo más fácil. Recuerdo entrar muy ‘cortado’ a Paterna, dudar, tener mucho miedo. Ahora los niños tienen ayuda para combatir esas sensaciones, también en los pueblos las escuelas se han hecho más importantes y el salto no es tan grande.

EB: Usted también tenía inquietudes relacionadas con el fútbol más allá del césped…

JS: Desde siempre me ha gustado mucho la información relativa al deporte: ver partidos, leer revistas, libros… Siempre me interesó este mundo, y trato de inculcárselo a los jóvenes: el fútbol es mucho más que el terreno de juego. Hay muchas ramas en las que puedes centrarte: entrenador, preparador físico, dirección deportiva, etc. Hoy en día es muy complicado ser futbolista profesional, no puedes dejar de lado los estudios. Eso es lo primero que trato de inculcar a mis hijas y también a los niños con los que trabajo en la agencia. Primero hay que ser persona y tener una educación, esa es la línea a seguir.

EB: ¿Cómo ha cambiado el fútbol base en todo este tiempo? ¿Cómo lo ve a fecha de hoy en la Comunitat Valenciana?

JS: Antes no había fútbol-8 y creo que habría que dejar más libertad al jugador para moverse en varias posiciones. Le diría al padre que tenga tranquilidad, y ya se verá al futbolista cuando salte al fútbol-11. Cada vez se trabaja mejor a nivel de clubes, infraestructuras, entrenadores… Hay mejor formación. No me gusta, eso sí, lo que veo fuera del terreno de juego: el tema de algunos padres es peligroso. En edad Alevín, Benjamín, Prebenjamín son todavía muy niños, tienen que mejorar y disfrutar. Veo que en ocasiones se genera competencia y rivalidad entre padres que no es positiva para los hijos. Hay que dejarles acertar y equivocarse sobre el césped. Chillar o berrear en un campo es una imagen muy mala.

juan-sanchez-entrevista-06EB: ¿Hay que educar más a los padres? ¿Cómo debemos hacerlo?

JS: Es un tema personal. Por mucho que tu les aconsejes o les cuentes tus vivencias como jugador, depende de cada padre. Sí sería positivo que recuerden que el niño debe escuchar al entrenador y hacerle caso, y que recibir órdenes contrarias por parte del padre durante el partido no les ayuda, les pone nerviosos e incómodos en una situación en la que deberían disfrutar. Toda charla o reunión con padres en las escuelas para concienciarles, en este sentido, será muy positiva.

EB: Tras la llegada de Gary Neville al Valencia CF, se vuelve a hacer hincapié en el inglés. Hay escuelas que incorporan tutores o profesores para ayudar a los niños con los idiomas o los deberes. ¿Qué le parece?

JS: Es muy positivo. Hace veinte años no se hacían esas cosas, pero ahora hay que abrir el abanico de posibilidades para que el jugador aproveche su tiempo de formación. Es una ayuda para el día de mañana, los padres también deben valorarlo.

EB: Acabamos con una frase para los niños. Y otra para los padres.

JS: A los niños les pido que disfruten y den todo en cada partido y en cada entrenamiento. Que intenten cada día ser mejores. Y a los padres… Que dejen al niño expresarse en el campo. ¡Que no les agobien!

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.