Toda la información del fútbol base valenciano

Aitor Cebrián, técnico del Ayelo: “Lo que hicimos no debería ser noticia”

COMPARTIR
, / 1040 0

El pasado viernes, la carta de agradecimiento que el CD Contestano remitió al CF Ayelo agradeciendo un gesto de ‘fair play’ de uno de sus entrenadores fue el documento más viralizado y retuiteado de la jornada. En el centro de todo, Aitor Cebrían, un joven entrenador que simplemente pidió empatía a sus pequeños futbolistas de cara a un partido ante un equipo cuyos jugadores eran de menor edad.

“A última hora del jueves empezó a sonarme el móvil y fueron llegando felicitaciones”, explica Cebrián, localizado por ESPORTBASE apenas horas después de tanto revuelo. Son horas de ajetreo para un entrenador anónimo que, como tantos otros en la Comunitat Valenciana, trata de inculcar a los más jóvenes los valores del deporte y el compañerismo en las categorías de formación. “Lo que hicimos no debería ser noticia“, insiste, “sino lo normal cada semana en los muchos campos en los que se juega al fútbol base en todo el mundo. Debería ser lo habitual“.

El sábado por la mañana, antes del choque, Cebrián -natural de Ayelo de Malferit y con fuerte vinculación familiar al club- se percató de la diferencia de edad entre su equipo y el conjunto rival del CD Contestano “A”: “Lo notas enseguida, y más en estas edades de un año para otro… Enseguida vimos que había benjamines de primer año y pensábamos que algún prebenjamín, se veía por su talla a simple vista”, reconoce.

“El año pasado lo hice dos o tres veces con mis jugadores, recuerdo un día que nos medimos a un equipo en categoría Benjamín que estaba formado casi todo por prebenjamines…”, recuerda el entrenador cuando se le pregunta por situaciones similares. Sin embargo, sus intentos no siempre fueron fructíferos: “Los niños iban un poco por libre y no me hacían caso. Este año sí lo han hecho. Esa era la idea de la charla: dejar jugar al rival, que el otro equipo también se pudiese divertir igual que lo íbamos a hacer nosotros”.

El marcador final (11-0) era lo de menos: “En el vestuario les había pedido que empatizaran con ellos, preguntarles si les gustaría salir goleados cada partido y no poder hilar tres pases seguidos. Lo entendieron. A partir del cuarto gol, les pedí no presionar en campo contrario. Y en las celebraciones, les pedí respeto, que no hiciesen burla ni nada similar”. A Aitor le llena de orgullo, del mismo modo, la alternativa que sus jugadores encontraron: “Cuando marcábamos, el goleador lo celebraba dedicándoselo al que le había dado la asistencia. Eso me gustó mucho, que se dedicasen los goles entre ellos”, admite.

La coyuntura, admite este joven entrenador de 21 años, ha sido cuanto menos “curiosa” ya que uno de los padres del conjunto rival se enteró de la charla… ¡mientras visitaba el servicio! “Fue una casualidad total”, se ríe Aitor, “y ya vinieron padres a agradecernos el detalle durante el partido, incluso nos aplaudieron al acabar, pero no esperábamos la carta“. El documento enviado por el CD Contestano fue “inesperado” y el propio Cebrián ya ha agradecido públicamente el detalle del equipo rival a través de su perfil en Facebook. Del mismo modo, todos los estamentos del club aieloner han felicitado a su técnico y mostrado su orgullo por el ‘fair play’ demostrado.

Si bien lo ocurrido entre CF Ayora y CD Contestano ha conmovido a gran parte del fútbol base de la Comunitat, Aitor también comprende “la postura de quien exige a sus jugadores que jueguen al máximo“. “A mi no me gustaría ganar partidos 20-0 o por más goles. En categorías superiores, ya en fútbol-11, sí considero que jugar al máximo de tus posibilidades es respetar al rival, porque si te relajas te pueden dar un susto. Pero no con estos niños, nosotros ganamos los mismos puntos ganando por un gol o por muchos“, concluye.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.