Toda la información del fútbol base valenciano

Fundamentos de la promoción positiva

COMPARTIR
, / 524 1

Nadie se libra de la crítica. Ni siquiera un medio de comunicación recién nacido, como el periódico ESPORTBASE, escapa al escrutinio que los verdaderos jueces de este mundillo -ustedes, los lectores– llevan a cabo en aquellos reportajes, entrevistas y noticias que difundimos a diario. En su mayoría, la respuesta no podría alegrarnos más. En otras ocasiones, en cambio, nos gustaría tener la oportunidad de explicar más detalladamente nuestra línea editorial para evitar confusiones.

El pasado fin de semana, nuestra redacción dio difusión a un bonito gesto de ‘fair-play’ ocurrido en el choque entre Atlètic Amistat y Benimamet. Pese al aplauso generalizado, surgieron voces críticas con argumentos de lo más variopinto: “¿Por qué lo hicieron en este partido y no en otros?”, “¿por qué no lo hicieron en otras categorías de su escuela?”, “¿si se hubiesen jugado el campeonato de liga lo hubiesen hecho?”…

Pueden ustedes imaginarse nuestra sorpresa.

Diversas teorías de la comunicación apuntan al llamado ‘efecto imitación’ que se produce en cuanto un hecho se convierte en noticia a través de su difusión en los ‘mass media’. Y, del mismo modo que en televisiones y radios se tiene mucha cautela al tratar temas espinosos para no incitar a otras personas sugestionables a incurrir en ellos, creemos que debemos poner todas nuestras herramientas al servicio de la PROMOCIÓN POSITIVA: poner en valor y ensalzar acciones, hechos, gestos, personas y entidades que sí promuevan y encarnen los valores del compañerismo, la solidaridad, el trabajo en equipo, la formación sana, la educación y el respeto.

Una promoción que, producto de esa imitación a la que sea referencia, anime a otras personas a llevar a cabo iniciativas parecidas. Si la masa observa que se premia y reconocen acciones claramente positivas y edificantes a algunos de sus miembros, es lógico pensar que una mayor cantidad de sus integrantes acabarán llevando a cabo dichas acciones para gozar del mismo reconocimiento. Sociología en estado puro. Por tanto, y obedeciendo a nuestros principios fundacionales y nuestro compromiso con los lectores, seguiremos destacando y ensalzando aquellos hechos que encajen dentro de nuestra línea editorial.

Lo verdaderamente preocupante, quédense con esa lectura, es que lo ‘normal’ -un simple gesto de deportividad– siga siendo visto y evaluado por toda la sociedad como algo extraordinario, fuera de lo común. Mientras eso siga ocurriendo, no cejaremos en nuestro empeño de destacarlo y ponerlo en valor. Cuando lo ‘normal’ se convierta de nuevo en normal, en lo habitual, podremos centrarnos ahora sí en la comunicación de hechos verdaderamente extraordinarios. Y, por el camino, esperamos haber aportado nuestro pequeño granito de arena a mejorar la formación de nuestros hijos y jóvenes futbolistas.

Un comentario

  • Manuel Gimeno dice:

    Vaya por delante, que lo primero que hice cuando me llego la noticia fue alegarme y elogiar el gesto del Amistad. Cierto es, que acto seguido me lamente que esta actitud no sea extensiva o compartida por todos los entrenadores de dicho Club, puesto que a diferentes circunstancias, diferentes comportamientos.
    Se sorprende el Autor del articulo ( Redacción queda un poco como Fuenteobejuna) de recibir criticas a una Noticia, que no se enfade si discrepamos, es porque la leemos y le seguimos porque entendemos que el trabajo que están haciendo es bueno para el deporte base. Pero por favor, ¡déjenos discrepar y que podamos tener nuestro criterio propio! sin que se ofenda o Sorprenda.
    Sobre el “efecto imitación ” de las teorías de la comunicación y la Promoción Positiva.. Genial, una gran explicación sobre los refuerzos `positivos, pero no caiga en el error de creer que lo que no se publica.
    no existe, eso no es así.
    Y por ultimo no puedo estar más de acuerdo con “Redacción” sobre que gestos como el de el Amistad contra el Benimament deberían de verse cada fin de semana en los campos de Futbol donde nuestros hijos juegan cada fin de semana. Pero si queremos que esto sea habitual, de “HABITO”(comportamiento repetido regularmente) no debemos de alegarnos cuando sólo lo hacemos si nos conviene, hemos de inculcar a nuestros hijos conductas que les conduzcan a los valores del compañerismo, la solidaridad, el trabajo en equipo, la formación sana, la educación y el respeto. SIEMPRE!!!
    Gracias.
    Manuel Gimeno (padre de un Prebenjamin y un Benjamin)

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.