Toda la información del fútbol base valenciano

, / 4807 3

El carísimo coste de implantar el ‘modelo Alesanco’

COMPARTIR

El 28 de agosto de 2015, Jose Ramón Alesanco fue anunciado oficialmente como nuevo Director de la Academia del Valencia CF. Su acceso al cargo, ya con la temporada iniciada, venía a paliar el vacío dejado por Francisco Joaquín Rufete y gran parte de su ‘staff’ técnico (Joan Salvans, Fabián Ayala…) exactamente dos meses atrás, el 1 de julio.

Un nuevo responsable en la Ciudad Deportiva de Paterna implica, forzosamente, cambios en su fisonomía. Ocurrió con Rufete a su llegada, igual que anteriormente con Martín Vila, con Javi Cabello… Es natural que el nuevo ‘jefe’ se rodee de una estructura de su confianza para poder trabajar en condiciones óptimas. Por regla general, esas decisiones suelen también conllevar salidas que, objetivamente, pueden no ser justas en el plano deportivo. Hay mil ejemplos: la no renovación de Paco López por el Mestalla en junio de 2013 es una muestra. Braulio Vázquez le había puesto sobre la mesa su continuidad, López optó por la elegancia y esperar a saber si contaba para los nuevos dirigentes y finalmente Rufete y Amadeo Salvo prefirieron apostar por Nico Estévez. Del mismo modo, en las primeras semanas de Rufete se prescindió de gran parte de los preparadores de porteros: Luis Pascual, Ximo Galindo, Andrés Marrama… Ninguno siguió.

Son decisiones que suelen implicar el ‘sacrificio’ de profesionales muy identificados con la idiosincrasia y manera de funcionar de la cantera, esa ‘cultura de club’ a la que Pako Ayestarán hizo referencia hace escasas fechas. Bajas sensibles que, sin embargo, quedan supeditadas a una pregunta muy concreta: ¿sirven para mejorar el funcionamiento de la cantera? Objetivamente, Rufete obtuvo dos logros irrefutables en su etapa como director de la Academia VCF que han de valorarse: en el plano deportivo se vivieron dos temporadas con resultados notables a nivel general; y, en lo que respecta al apartado formativo y de relación entre las diversas partes (club, técnicos, jugadores, familias), cierto grado de unanimidad respecto al buen trabajo desempeñado. Recordemos que no se está hablando de la labor de Rufete en la confección de la primera plantilla del Valencia; hablamos del Rufete manager general de Paterna, del hombre que era uno de los primeros en llegar cada mañana y uno de los últimos en marcharse de Paterna, ya de noche.

En el caso de Alesanco, la unanimidad va por otros derroteros.

ATERRIZAJE Y PRIMERAS POLÉMICAS

Kim Koh y Alesanco, en su presentación | Foto: VCF

Kim Koh y Alesanco, en su presentación | Foto: VCF

Tras funcionar con una estructura provisional durante todo el verano -con José Jiménez como cabeza visible-, Paterna comenzó a experimentar cambios en el mes de septiembre. La figura de Curro Torres, técnico del Valencia Mestalla, cogió peso durante el mercado estival, avalado en sus decisiones por Nuno Espírito Santo y con la potestad de confeccionar una plantilla en el filial según los parámetros deseados. Unos fichajes que incluso excedieron la fecha del 31 de agosto, dado que ‘Chicho’ Arango y Jose Luis Moreno no pudieron estar a disposición suya hasta octubre por problemas con su visado. Fichajes en forma de cesión -Moreno, por ejemplo, le costará al club esta temporada unos 300.000 euros– con opción de compra que, más allá del rendimiento inmediato que hayan podido dar –Arango ha anotado goles importantes este año-, sí mandan un mensaje claro a los canteranos que progresan desde categorías inferiores: el Valencia no tiene reparos en invertir en promesas extranjeras cantidades importantes de dinero.

Precisamente Curro Torres fue protagonista en uno de los primeros ‘affaires’ de la etapa Alesanco al frente de la Academia, ya relatado por este diario en su momento. Un desencuentro (repleto de exabruptos y dañando la imagen de la entidad) entre el técnico del Mestalla y otro de los entrenadores de Paterna, a colación de uno de los equipos de fútbol-8 de la escuela, terminó con una decisión tajante por parte de Alesanco, quien se alineó de parte de Torres: Rubén Mora, coordinador de fútbol-8 de la escuela, y Carlos Guillén, entrenador del equipo Benjamin ‘A’, fueron despedidos de manera fulminante. Una situación que se repitió pocos días después con Óscar Suárez, coordinador de técnicos de fútbol-11, achacada desde el club a “cambios organizativos”. Otras fuentes, en cambio, apuntan a criba de profesionales que habían expresado a Alesanco sus dudas por cómo se estaba gestionando la Academia desde su llegada. Semanas después, el técnico del Infantil ‘A’, Toni Navarro, fue cesado tras perder dos partidos de manera consecutiva.

Aquellos días de convulsión en la Ciudad Deportiva sumieron en la incertidumbre a las familias de los futbolistas, vistas las decisiones tomadas desde la cúpula del club con respecto a los formadores de sus hijos (recordemos la escasa edad de los pequeños) y la ausencia total de explicaciones por parte del Director de la Academia. De hecho, el propio Alesanco se vio obligado a salir al paso y hablar cara a cara con los padres por primera vez, casi tres meses después de su aterrizaje, y tranquilizarles respecto al mantenimiento de todas las líneas de equipos de fútbol-8 de cara a la temporada que viene.

GESTIÓN DE LAS ‘PERLAS’ JUVENILES

Toni Martínez | Foto: VCF

Toni Martínez | Foto: VCF

Tres casos con nombre y apellidos representan claramente la nueva política de la Ciudad Deportiva de Alesanco. El más reciente, el de un Toni Martínez (18 años) que hizo el petate hace escasas fechas rumbo al West Ham inglés. Una salida que, ni mucho menos, era la intención inicial del futbolista, una de las más firmes apuestas de los técnicos en años anteriores para la delantera y que se ha marchado a la Premier con más de un centenar de goles en el zurrón en apenas cuatro temporadas en Valencia, a dónde llegó con 15 años procedente del Ciudad de Murcia. Los ojeadores del West Ham vieron sus posibilidades y llamaron a su puerta; ante la inacción del club, que no hizo el más mínimo esfuerzo en retenerle, el murciano hizo las maletas.

En la campaña que ahora termina, Martínez vivió episodios surrealistas: un fin de semana, tras disputar el partido con el Juvenil A, al jugador se le concedió el domingo libre; un cambio de última hora le obligó a regresar de su ciudad natal en coche (a más de trescientos kilómetros de la capital del Turia) a las dos de la madrugada al ser convocado de urgencia para jugar con el Mestalla a las doce del mediodía en el Antonio Puchades… y acabar viendo todo el partido desde el banquillo. En general, el atacante -recordemos, internacional sub-19 con la Selección Españolano se sentía valorado y, visto el panorama, prefirió marcharse. Deja en caja una cantidad simbólica en concepto de derechos de formación (de la que el Ciudad de Murcia también se lleva un pellizco) y una serie de fijos y variables (goles, debutar con el primer equipo, etc.) que, en el mejor de los casos, rondaría los 500.000 euros. El West Ham se ha llevado a un futbolista internacional de 19 años con más de 100 goles como valencianista en su haber por menos de 400.000 libras esterlinas… como mucho.

Carlos Soler | Foto: VCF

Carlos Soler | Foto: VCF

Martínez se ha marchado, pero por fortuna otros talentos siguen en el club. El caso de Carlos Soler ha sido también muy comentado esta temporada: el futbolista renovó por el Valencia a mediados del mes de marzo, pero no fue ni mucho menos una renovación sencilla. Y eso que el chico siempre tuvo claro que seguir en su casa era prioritario, lo único que contemplaba. Sin embargo, los primeros contactos con Alesanco no fueron positivos. Mientras su continuidad se enquistaba, el FC Barcelona esperaba pacientemente la oportunidad de ‘birlar’ a uno de los mediocentros con mayor talento y proyección de la cantera blanquinegra. Justo cuando el desencuentro parecía definitivo y el club culé se disponía a mover ficha, entró en acción Suso García Pitarch. La irrupción del recién nombrado director deportivo en las negociaciones -se hizo cargo personalmente– sirvió para reconducir el acuerdo y llegar a un entendimiento con rapidez. Era el deseo del jugador, decepcionado en reuniones anteriores por el poco interés que parecía haber en su continuidad. Soler, también internacional sub-19 con España, seguirá en su club de toda la vida hasta verano de 2018 con opción a prorrogar todavía dos años más su contrato, hasta junio de 2020.

Fran Villalba | Foto: VCF

Fran Villalba | Foto: VCF

En una situación delicada se hallan Rafa Mir (18 años) y Fran Villalba (17 años). Ambas promesas han debutado con el primer equipo esta temporada y, sin embargo, afrontan su recta final en una situación completamente diferente. Tras pisar el cielo de la Champions en San Petersburgo, Mir ha seguido jugando el resto del año en el Juvenil A, dado que el cupo de delanteros del Valencia Mestalla está cubierto. El caso de Fran Villalba es muy similar: de entrenar regularmente con el primer equipo en la etapa de Nuno mientras jugaba con el filial, a debutar con el primer equipo en Copa y en Liga, para volver a jugar con el filial y, tras varios partidos sin contar para Curro Torres -incluso calentando toda la segunda mitad sin saltar al césped-, pedir ‘bajar’ a jugar con el equipo Juvenil en División de Honor para no perder ritmo de competición. Una ‘montaña rusa’ de compañeros, técnicos, sistemas y condicionantes capaz de descentrar a cualquiera. Las fuentes consultadas señalan un trabajo profuso del técnico Javi Sanchis con el mediapunta para aumentar su confianza y la de todo el grupo, cuyos resultados van en caída libre desde aquel ‘atraco’ padecido en la tanda de penaltis de la UEFA Youth League. Ambos tienen años de contrato por delante pero se requiere una línea de actuación más clara respecto a si serán apuestas en firme o no del club para el futuro.

PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN

Foto: Marca

Foto: Marca

La errática y deficiente temporada del primer equipo ha pesado como una losa en todo el club, sí, pero también ha servido como distracción de otros sucesos y hechos puntuales acaecidos en la Ciudad Deportiva de Paterna. Uno de ellos causó bastante revuelo a nivel nacional y expone las deficiencias comunicativas en los meses recientes: aquel correo electrónico filtrado en el que el club ‘invitaba’ a sus canteranos a acudir al partido de Copa del Rey ante el FC Barcelona  y, como añadido, amenazaba a aquellos jugadores de su escuela (fútbol-8 y fútbol-11) que no fuesen al Camp de Mestalla con no ser convocados para los partidos que disputasen sus equipos el siguiente fin de semana. Un hecho que tuvo amplia repercusión y que obligó a una matización a nivel público del club, conscientes del error de bulto en el tono y lenguaje empleados en los correos electronicos remitidos a técnicos y padres. Una forma de comunicación que, según parece, no era la primera vez que sucedía. Nadie en la cadena de mando supo atajar el asunto, quizá por miedo a ser ellos los siguientes en perder su puesto.

En líneas generales, el sentimiento existente entre las fuentes consultadas es de escasa preocupación por el detalle: desde conocer los nombres de los futbolistas que militan en los equipos de la escuela (“Rufete se los sabía todos, incluso de los niños más pequeños”), algo que no sucede en la actualidad (“Alesanco llama a los jugadores del Juvenil por su dorsal”), hasta una excesiva focalización en el filial y los dos equipos juveniles, descuidando el resto de plantillas de la Ciudad Deportiva. Entre los padres, el descontento es similar: la comunicación no es tan fluida como en épocas anteriores, y existe un número llamativo de familias de futbolistas -en varias categorías y edades- que ya han valorado la posibilidad de cambiar de aires a final de temporada buscando otras escuelas de élite de la Comunitat y de todo el país.

El último suceso ocurrido en Paterna tiene como protagonista a Carlos De Lera, trabajador del club durante los últimos trece años (bajo las seis presidencias de Ortí, Soler, Soriano, Llorente, Salvo y ahora Layhoon Chan) y que fue despedido el pasado lunes tras una tensa reunión en las oficinas de la Ciudad Deportiva. Un cese que estaba ‘cantado’ ya que, según pudo saber ESPORTBASE, el propio De Lera estuvo cerca de ser agredido en ese mismo edificio tres semanas atrás por otros dos empleados. Aunque otros miembros del personal intervinieron para que la cosa no pasara a mayores, la cámaras de seguridad captaron parte de lo sucedido. Los testigos presenciales optaron por el silencio. Nadie tomó medidas disciplinarias al respecto, al contrario: inmediatamente Alesanco se reunió con el afectado y le comunicó que, tras 13 años en la entidad, iba a prescindir de sus servicios como coordinador de fútbol-8 y responsable de eventos deportivos de la Ciudad Deportiva aludiendo motivos personales (“no se a qué te dedicas”, le dijo al técnico) y su necesidad de rodearse exclusivamente de gente de su confianza. Posteriormente Alesanco, debido al delicado momento que atravesaba el primer equipo y tratando de no generar más controversia, reculó en su decisión y la emplazó al 30 de junio: se mantenía el ‘status quo’ y no habría más salidas hasta el verano, según se comunicó de manera oficial a los técnicos en una reunión. De Lera se marchó ocho días fuera de Valencia (a coordinar la participación del club en un torneo en Mallorca y a un campus en Malta) y, a su regreso, el jefe de personal Julian Suescum y Alesanco le comunicaron, ahora sí, su despido.

EL CLIMA ACTUAL EN PATERNA

Las fuentes consultadas por ESPORTBASE prefieren permanecer en el anonimato por motivos evidentes: el clima de incertidumbre y miedo a represalias se ha instalado definitivamente en las últimas semanas en la cantera. El nivel de recelo es máximo, no sólo por los despidos y las salidas de los últimos meses, sino por el temor a más cambios y destituciones una vez finalice la actual temporada. La desconfianza es la tónica predominante en las conversaciones diarias en persona, a través de correos electrónicos o en los consabidos grupos de Whatsapp que técnicos, trabajadores y padres emplean para comunicarse de manera más ágil. En un entorno que requiere de unos valores y clima de máxima colaboración, se ha acabado instaurando la inseguridad. “Se ha generado un clima de ‘o eres de los míos o te vas fuera’, y eso se nota a diario”, comentan.

Actualmente, Jorge Manteca es el coordinador de la escuela de fútbol-8, mientras que Iván Soriano coordina la Academia de fútbol-8. En fútbol-11, Sergio Ventosa coordina la Academia en cadetes e infantiles, mientras que Luis Mateo es el adjunto al director y coordina a los juveniles y al Valencia Mestalla.

Una vez la primera plantilla del Valencia CF ha alcanzado los 37 puntos en la tabla y la categoría parece -en teoría- salvada, se avecinan más cambios. Alesanco prepara una nueva ‘limpieza’ una vez finalicen las temporadas de todos los equipos de fútbol-8 y fútbol-11; posteriormente llegarán los torneos de verano para poner punto y final a la campaña 2015-2016. Luego, otro punto de interés: los campus de verano en julio, que reportan al club una facturación de cerca de 300.000 euros y cuya organización, tras la destitución de De Lera, pasan a formar parte de la responsabilidad de los cuatro técnicos encargados de llevar a cabo sus competencias.

El periódico ESPORTBASE ha tratado por todos los medios de obtener, desde el pasado mes de noviembre, de manera semanal y sin lograrlo a fecha de hoy, algún tipo de versión, reacción o comentario por parte de Jose Ramón Alesanco o cualquier portavoz de la Academia VCF al respecto de todos los hechos expuestos anteriormente. El Valencia, a través de sus fuentes internas, los considera “normales” y los atribuye a “cambios en la estructura de la Ciudad Deportiva”.

 

3 Comentarios

  • Marc dice:

    Por favor, corrijan. No es Sanchís, es SANCHIS, valenciano de Sánchez. Que en Madrid no lo sepan, pase, pero no les sigamos la corriente. SANCHIS, SAN-CHIS. O conocen a algún santo que se llame CHÍS??? Venga, por favor!!!!! Por lo demás, artículo muy interesante y necesario. Lástima que nos tengamos que enterar de estas cosas casi por casualidad. Qué poca importancia e interés se le da a la cantera en nuestro club. De siempre.

  • Eduardo Díaz dice:

    Honestamente la gestión de la academia de fútbol base (fútbol (8) con la coordinación de Iván Soriano y de Luis Vicente Mateo, es totalmente deficiente, las valoraciones de todos los jugadores son realizadas semanalmente por cada entrenador y enviadas a coordinación para obtener informes de cada jugador individualmente, ver su evolución, adaptación y desempeño. Así se ha venido realizando históricamente y como consecuencia de estos informes, se procede al final de cada temporada a dar de baja a algunos jugadores, alta a otros o a moverlos entre los diferentes equipos en dependencia de su nivel (Con informes en mano de quienes han estado entrenándolos día a día)
    ACTUALMENTE, es un desastre, esos informes no son apreciados ni revisados por nadie, los equipos se conforman a ojo, según el gusto particular de estas dos personas, (ya me dirán qué nivel de fútbol tienen, porque no han llegado en ningún caso a jugar profesionalmente y su experiencia profesional como altos gestores es nueva)
    El caso de Iván Soriano es de traca, si bien es cierto es un trabajador antiguo del club, la academia se le ha quedado grande, viene a sustituir al anterior coordinador Rubén Mora, el cual, todos los que están en este medio, coordinadores de otros club, personal interno del Valencia C.F., entrenadores, etc., se quitan el sombrero ante su profesionalidad, bastante probada y su forma tan humana de concebir e intermediar cualquier conflicto. Soriano, Llega al puesto por la destitución a dedo encomendada por Curro Torres (por no poner a su hijo a jugar en fijo en el mejor equipo de élite de la categoría, sin tener el nivel que se exige) y ejecutada por José Ramón Alesanko, el cual directamente lo destituye porque así se lo han pedido, aun cuando de cara a la galería en rueda de prensa mencionó que era parte de su nueva estrategia y puesta en marcha de su nuevo proyecto.
    Iván Soriano, el cual en teoría llega en Enero como la gran apuesta de Alesanko y digo en teoría porque fue improvisación pura y dura, ha resultado ser el peor coordinador de la historia del Valencia y mira que ha llovido mucho pero lamentablemente es así, su incorrecto desempeño llego a tal punto de ineficiencia que todos los entrenador de la academia, que le rinde informes y están bajo su mandato, en petite comité, se quejan de las locuras, mala organización, improvisaciones y ineficaz gestión, sin poder alzar la voz porque pierden su puesto de trabajo. Para nuestra un botón, mencionare tres casos para intentar explicar cómo se ha desempeñado en su puesto de trabajo:
    1- Torneos de jugadores de la academia, son colocados en la cartelera del club un mes antes, se realizan reuniones informativas de donde se va a ir, en que hoteles se quedaran los niños y demás información importante para que un padre pueda estar tranquilo, (al final hablamos de niños desde 4 años hasta 12 años). Así se así antes, Actualmente, en su gestión, tres días antes del torneo se entrega un folio con la explicación de todo el torneo, y corre para pedir permisos en el colegio, comprar billetes de avión, alojamiento en hoteles etc. Además dicho folio se lo dan en mano a los chiquillos, en mi caso que tengo tres niños, el menor tiene 6 años, pues lo perdió, con lo cual me entero gracias al whatsapp de los padres. Pero no para aquí la cosa, se publica torneo en Holanda, para los Alevines de primer año, pues algunos compran vuelo y hotel y resulta que el torneo tras hablar con la organización Holandesa, jamás invitó al Valencia C.F., solo tuvo una conversación telefónica con algún miembro del Valencia hace dos años, donde al solicitarle por parte del Valencia gratuidad en traslados y estancia, la organización se los negó. Pues los padres se comieron el billete aéreo y el hotel con patatas.
    2- Iván Soriano, no asistía a todos los torneo fuera del Valencia, como en teoría era su responsabilidad, solo fue a un torneo por equipo en toda la temporada, bastándole esto para tomar sus propias decisiones a la hora de realizar los juicios de valor de quien se queda y quien se va. En la historia de esta Academia, los coordinadores o sus ayudantes siempre estaban presentes, al menos uno, en todos y cada uno de dichos torneos, como soporte de cara a la organización y para recoger informes in situ del rendimiento de cada niño. Con lo cual no solo se basaban en leer un informe de un entrenador sino que como coordinador los corroboraba. Este hombre o le daba pereza o no sé qué explicación dar.
    3- La más grave, fin de temporada, reuniones para saber si continúan o no individualmente cada niño, en mi caso tres reuniones, porque han sido incapaces de realizar una sola y me han hecho ir tres veces. Para empezar no tenían idea de que eran hermanos, salen dos y uno continua. La reunión fría, sin ningún tipo de tacto, antipáticos y secos, estaban los dos personajes, pero ninguno supo darme argumentos, ni informes, solo DECISIÓN TÉCNICA, me voy con la sensación que he asistido a tres reuniones y en cada una de ellas ni conocían a los chiquillos. Pero ahora en el plano más general, con el resto de los niños de toda la academia, os puedo contar infinidad de gestiones ineficientes, como por ejemplo, entrar a la reunión, hablar del rendimiento del niño como delante y concluir que prescinden de él, hasta que los padres intervienen y dicen, espere mi hijo es defensa, a respuesta de eee bueno, es igual, no contamos con él. Otro caso, se le informa al padre que cuentan con él, para el primer equipo, sale feliz, llama al hijo, a su mujer etc., cuando llega a la casa lee la carta y decía segundo equipo, llama al coordinador y este tan inepto le dice eeee lo que vale es lo que dice la carta. Otro ejemplo, niño pretendido por Villareal, Levante y atlético de Madrid le dicen que no cuentan con él porque no tiene el nivel requerido, actualmente corriendo y a toda prisa porque te lo dicen el tarde para que todos las entidades estén ya cerradas, forma parte de una de esas plantillas, sin pruebas ni nada. Otro, se cargan al niño, incluso se cargan al entrenador (se han cargado a todos los entrenadores de la era de Rubén Mora, por ….) el entrenador que ya no pertenece a la disciplina del Valencia, se reúne con los padres y le muestra todos los informes del niño, valorado con los mejores promedios incluso que los que se han quedado y comenta que como van a hacer caso a mis informes cuando ni tan siquiera cuentan conmigo.
    Es realmente triste la forma actual de cómo se trabaja, comentar que aunque son niños es obvio que hay que tomar decisiones y unos deben entrar y otros salir, pero que estas sean sin consultar realmente los informes técnicos y se realicen subjetivamente, en un club como el Valencia es muy triste y muestra de incompetencia y hasta enchufismo, si alguien tiene alguna duda sobre la realidad que he escrito, le informo que tengo las tres reuniones grabas con mi móvil integras, donde con tan solo su audio fliparían de la soberbia mas absoluta de estos dos “profesionales”. Cabe destacar que los dos hijos de Curro Torres han quedado ambos en sus respectivos equipos de más alto nivel (Sin comentarios porque son críos pero es una muestra de lo que hay), también existe un benjamín máximo goleador de toda su categoría que lamentablemente ocupaba una de esas plazas y lo han tirado.
    De verdad es un si fin de improperios, mala gestión y un largo etc., que no es de recibo en un club tan grande, incluso niños que tras 8 temporadas le dan la patada sin la más mínima decencia de un agradecimiento o preocuparse porque su salida no sea traumática. EL PEOR COORDINADOR DE LA HISTORIA DEL VALENCIA, IVAN SORIANO Y LUIS VICENTE MATEO. Saldrán como todos tarde o temprano pero el mal está hecho, solo queda como padre recuperar a nuestros hijos moralmente.

  • Anonimo dice:

    Me acabo de leer el comentario de Eduardo Díaz y no puedo estar mas de acuerdo.

    La Academia del Valencia C.F. actualmente es un desastre y todo por culpa del señor Ivan Soriano.
    Este señor es un sinvergüenza y un desagradable, tanto con padres como con los niños. Niños a los que debería apoyar y animar cuando no estén pasando un buen momento y él a lo que se dedica es a amenazarles para que no cuenten a sus padres las broncas que les echa en los vestuarios, ningunea a los entrenadores, dando el las alineaciones y todas las sustituciones durante el partido.
    Yo personalmente he visto a muchos niños salir llorando tanto de entrenamientos como de partidos de futbol por culpa de este sinvergüenza.
    El Valencia C.F. no puede permitirse tener a este seño de coordinador de F-8 porque lo unico que está consiguendo es que muchos niños se planteen su salida con tal de no tener que aguantarlo a él.

    Pediría un poco de ayuda de los medios de comunicacíon para que de esta manera se pueda apretar su salida.
    Varios grupos de padres ya tienen pensado poner una queja pero temen que esto no sea suficiente.
    Asi que por favor, desde EsportBase darle voz a esos niños que no aguantan más esta situación

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.