Toda la información del fútbol base valenciano

Alesanco explica las salidas en la Academia: “Son decisiones técnicas mías, sólo me fijo en el trabajo”

COMPARTIR
, / 2495 0

Llega dolorido, con una muela rebelde cuyo derrame se ha extendido al ojo y le tiene con malestar en los últimos días. Pero el percance no le impide departir durante casi una hora de fútbol en estado puro. A Jose Ramón Alesanco (Barakaldo, 1956) se le nota mucho más suelto que en sus primeros meses al frente de la Academia VCF, caracterizados por cambios importantes en la estructura y salidas de personal que causaron cierto revuelto.

A lo largo de la temporada 2015-2016, el director de la Academia optó por no pronunciarse de manera pública en los medios y trabajar de puertas para adentro para adecuar la Ciudad Deportiva de Paterna al plan a largo plazo que tiene en su cabeza. Poco a poco, cada vez se atisban retazos más nítidos de la nueva etapa: hace unas semanas se dio la bienvenida a la temporada de fútbol-8 con un acto de bienvenida muy celebrado por los padres y futbolistas. Una prueba palpable de que el club pretende comunicar mejor el trabajo desarrollado en sus categorías de formación.

Cuando se cumple su primer año como cabeza visible de Paterna, Alesanco se sienta por primera vez con ESPORTBASE para explicar, sin cortapisas, su visión de lo que debe ser la cantera valencianista del futuro.

ESPORTBASE: Usted aterrizó hace un año en una cantera que, en ese momento, carecía de director. ¿Cómo vivió su llegada?

JOSE RAMÓN ALESANCO: Al principio, cuando viene un jefe nuevo, hay gente a la que le cuesta más adaptarse. Lo veo normal. Siempre he tratado de llegar a un sitio y convencer a la gente de mi idea, en Barcelona o en cualquier lado. Al llegar aquí me encontré con una masa importante de entrenadores. Siempre he dicho que la cantidad no da calidad, creo que hay que reducir la cantidad para tener más control. Control y normas son muy importantes en el fútbol base para que todo vaya bien. Luego, todo queda en manos del jugador. Y a su calidad como futbolista hay que sumarle la calidad humana, el entorno, el control del vestuario, los horarios, los colegios… Todo va junto, para que ese chaval no sólo se convierta en futbolista, sino en una persona que luego sea futbolista.

José Ramón Alesanco | FOTO: Sergi López

José Ramón Alesanco, durante la entrevista | Foto: Sergi López

EB: No mucha gente sabe que, nada más llegar, vivió una situación personal complicada…

ALESANCO: El mismo día que firmé el contrato con el Valencia, falleció mi padre. El mismo día. Estaba muy ligado a él, soy el hijo mayor en la familia y lo pasé bastante mal. Son momentos en que te preguntas si podrías haber hecho algo más. Fueron días difíciles, porque tenía la cabeza en ese asunto pero también estaba obligado a interactuar con mi nuevo trabajo. No fue sencillo. Un trabajo convulso, además, dado que no había un jefe claro. Había que tranquilizar todas las áreas.

EB: ¿No cree que que hubo muchas salidas en sus primeras semanas?

ALESANCO: Quieras o no, siempre hay problemas. Los hubo en Barcelona y los había aquí. Siempre lo digo: yo no echo a nadie, pero igual no estás en el organigrama. Os pongo el ejemplo de los periodistas. Aquellos que me lo proponían, les contestaba claramente: “No puedo irme a comer contigo. No sé quien eres. Déjame un tiempo”. No me dejasteis ni dos segundos. Pensé que ya me iríais conociendo, lo veo hasya cierto punto normal porque al llegar a un sitio nadie sabe cómo trabajas. Tampoco ayudaba que el primer equipo, en aquel momento, no fuese muy bien.

EB: ¿Quizá la comunicación de puertas para afuera en los primeros meses tampoco era la que es ahora? Por fin conocemos su versión de lo que ocurrió con la gente que salió de la escuela…

ALESANCO: Entendí que poco a poco se vería mi manera de hacer las cosas. Entiendo que la gente estaba habituada aquí a otra manera de trabajar, ni mejor ni peor, simplemente diferente. Pero siempre hay que seguir una misma línea. Cuando llego me encuentro una pila muy de temas por solventar, porque llevábamos dos o tres meses sin mando en la Academia. Me topo con muchísima gente, con coordinadores de coordinadores… Todo eso tenía que asumirlo y adaptarme a eso, e ir cambiándolo poco a poco.

“Nunca había visto a personas que salen de un sitio irse a la prensa a ‘rajar’ de este o de aquel” – Jose Ramón Alesanco

EB: Pregunta directísima: todo aquel que no ha seguido como trabajador de la Academia, ¿por qué motivo ha salido?

ALESANCO: Por decisiones técnicas mías. Nunca me he fijado en nada más, sólo en el trabajo. Cuando hablas con una persona e interactúas con ella, cuando escuchas todo lo que te dice… Ha habido veces en que hablaba con alguien y podía haber algún desacuerdo, pero luego lo veía entrenar y estaba claro que era un buen entrenador, buen educador, dirigía bien… Esas personas se quedan, porque a mi me interesa contar con gente así. Pero la gente que no sigue esa línea no puede estar en mi organigrama de trabajo. Yo no le digo a nadie: “¡Tu, fuera!” Lo que no me había pasado nunca es ver a personas que salen de un sitio irse a la prensa a ‘rajar’ de este o de aquel. Yo también salí de Can Barça. El fútbol tiene estos cambios, da muchas vueltas.

José Ramón Alesanco | FOTO: Sergi López

José Ramón Alesanco | Foto: Sergi López

EB: Tras un año, ¿puede usted decir en alto que conoce bien la cantera del Valencia?

ALESANCO: Me di cuenta desde un principio del valor que tiene la cantera para la gente de aquí, hablé con mucha gente. Las canteras deben ser siempre apoyadas, nunca criticadas. Luego, si un director lo hace mal, a nivel interno el club debe decirle que lo está haciendo mal. Una cantera es de todos y para todos, debe apoyarse al cien por cien y dejarla trabajar. No es una cuestión de unos días, de una o dos perlas, etc. Primero formar, y luego competir. Muchos años. Aquí llevamos uno, y se han hecho progresos muy buenos. En Barcelona costó diez o doce años que hubiese frutos.

EB: ¿Diferencia usted entre Escuela y Academia?

ALESANCO: Por supuesto. En la Escuela se paga, no hay una captación, no se elige al jugador. Se paga una cuota, y la vertiende social del Valencia deriva unos entrenadores y un material para ellos. Otra cosa es la Academia, con jugadores becados y donde prestas especial atención de fútbol-11 hacia arriba. Imagina un chico de 8 años. ¿Cuánto pasa hasta llegar a los diecisiete y que esté formado? ¡Una década! ¿Dónde estaremos todos de aquí a diez años? Por eso tenemos a responsables de la sección de fútbol-8 y, a nivel más inmediato, a los responsables de infantiles, cadetes y juveniles, los que están a punto de llegar arriba.

“Las canteras deben ser siempre apoyadas, nunca criticadas” – Jose Ramón Alesanco

EB: ¿Qué consideración, pues, guarda usted al fútbol-8?

ALESANCO: Tengo la máxima consideración a todo lo que sea fútbol. En esa etapa no sólo es formar a los niños, también es estar atentos al comportamiento de los padres. Nada más llegar el año pasado, casi todos los líos y follones se centraban en el fútbol-8. Tuvimos que implantar unas normas, porque los padres también representan al Valencia. Hay una imagen. No deben criticar al entrenador, o decirle que su hijo debe jugar por delante de otro. Esas cosas se las tenemos que enseñar nosotros, para que las lleven a término. No puedo llegar a un torneo y ver a este o aquel padre gritando, y luego ver a las demás aficiones ordenadas, los del Athletic aquí, los del Madrid allí… ¿Cómo lo ordenarías tu?

EB: En ESPORTBASE es una de nuestros principales ‘guerras’: la de formar también a los padres.

ALESANCO: Son sus hijos, quieren cuidarles. Muchas veces el niño llega a casa y sólo está preocupado por lo que va a decirle el padre, si le ha pegado con la derecha, si ha metido gol… Hemos tenido que tomar decisiones duras. “Mira, no te estás comportando bien. Lo siento, pero el niño tiene que marcharse”. Había gente que llevaba mucho tiempo con sus hijos aquí, pero hay cosas que no pueden dejarse correr. Control y normas, como decía antes. Este año, hemos decidido que los padres con hijos en la Escuela tienen que tener un día a la semana por lo menos para verles entrenar. Los de la Academia, no.

EB: Ha hablado antes de la captación. ¿Está contento con la actual estructura o le gustaría poseer más medios para hacer ‘scouting’ de jugadores?

ALESANCO: Estoy muy contento con lo que tenemos ahora, en comparación con lo que teníamos antes. Prácticamente tenemos toda España supervisada: captador en Madrid, dos en Cataluña, en Asturias, País Vasco… Galicia y parte de Portugal lo hemos cubierto hace poco, y ahora estamos centrándonos en Andalucía, que es un territorio muy grande, pero el fútbol andaluz da muchísimos jugadores. Tenemos unos cuantos captadores en la Comunidad Valenciana, porque no se nos tiene que escapar ningún jugador. También estamos expandiéndonos a Europa y mandamos a gente a Sudamérica. En este tema hemos mejorado y avanzado mucho.

José Ramón Alesanco | FOTO: Sergi López

José Ramón Alesanco | FOTO: Sergi López

EB: ¿Qué espera del nuevo entrenador? ¿Le gusta Prandelli?

ALESANCO: El nuevo entrenador tendrá sus gustos, como todos. Habrá alguien que le explicará cómo son los jugadores. ¿Prandelli? Tengo un cargo aquí y no puedo opinar como un aficionado. Futbolísticamente tampoco quiero pronunciarme.

EB: Sí podrá pronunciarse sobre el Valencia Mestalla, que ha arrancado muy bien la temporada…

ALESANCO: La verdad es que hemos conseguido que el equipo de una sensación de empaque buenísima. Una defensa que marque la línea, que sea fuerte y sepa jugar el balón. Un centro del campo bien distribuido, con un posicionamiento ideal, con jugadores un poquito más curtidos. Necesitas ese dominio.

EB: ¿Dónde está el equilibrio entre formar jugadores en el filial y reforzarlo con gente veterana?

ALESANCO: Es un equilibrio que contínuamente buscamos. En enero el equipo no estaba bien, hacía falta otro perfil de jugadores. Para ayudar a chavales jóvenes no puedes traer a jugador aún más jóvenes. El equipo jugaba bien al fútbol, pero no ganaba los partidos: una falta, un penalti, un error individual… No puedes esperar un año entero a que ganen la experiencia necesaria. Sufrir tanto es malo para los que vienen de abajo. Nos gusta que los rivales piensen: “Uf, viene el Mestalla”. Hay que introducir bien a los chavales en los sitios correctos y en las situaciones correctas. Juegan más tranquilos.

“En el mundo del fútbol, errores como el de la Youth League pasan. Y como pasan, hay que tomarlos como formación” – Jose Ramón Alesanco

EB: Últimas cuestiones. Dado que es la primera vez que podemos oírle hablar abiertamente de ello, ¿confiesa haber querido ‘matar’ a alguien tras lo ocurrido ante el Chelsea en la Youth League?

ALESANCO: No. Y te digo por qué: esto, en el mundo del fútbol, a veces pasa. Y como pasa, hay que tomarlo como formación. Luego ocurrió lo que temíamos: los chavales estaban tan emocionados, el equipo iba tan bien, le habíamos dado un ‘repaso’ al campeón… y tuvo un efecto muy duro. Yo tenía miedo de eso, en el vestuario les decía que se había acabado y no había que llorar más. Yo pensaba que el recurso no serviría de nada, una vez pita el árbitro y manda el acta a la FIFA, es muy difícil sacar nada. Ha sido siempre igual. Pero fue demasiado castigo, íbamos sobrados en Liga y de repente seis partidos seguidos sin sacar los resultados.

EB: Pero, ¿había visto usted alguna vez un error arbitral tan flagrante?

ALESANCO: La verdad es que no. Además el árbitro se negó a hacer caso a su asistente. ¡Pero mire usted la pantalla! Pero se negó rotundamente. Se lo dije a los chavales: no será ni la primera ni la última vez que os pasa algo así.

EB: Acabamos. ¿Qué balance hace de su primer año y qué le pide al segundo?

ALESANCO: El primero ha sido un año… no puedo decir ‘duro’, porque me gusta lo que hago. Creo que tener un ‘staff’ técnico bueno es muy importante, que entienda lo que quiero hacer. Tengo un equipo de trabajo que se ha adaptado plenamente a lo que le pido, y yo también aprendo de ellos. Ha sido un año muy positivo en formación y captación. Este segundo debemos seguir en ello, hay mucho que hacer todavía. Hay que tener en cuenta que, en el primer equipo, ha sido un año muy convulso donde han pasado muchos entrenadores. Cada uno pide unas cosas. Este verano hemos hecho un trabajo espectacular, especialmente en la captación del entrenador. Su figura es básica y esencial, porque ellos le trasladan a sus jugadores las ideas que queremos.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.