Toda la información del fútbol base valenciano

, / 3786 0

Athletic Unión Catarroja apuesta por el fútbol adaptado

Fundada el pasado verano, ya cuenta con equipos en todas las líneas y además ofrece multideporte, fútbol adaptado y una aula de estudio.
COMPARTIR
Héctor disparando a puerta en uno de los ejercicios | Foto: Ángel Ferrer

Héctor disparando a puerta en uno de los ejercicios | Foto: Ángel Ferrer

Esta temporada comenzó la andadura de una nueva escuela, Athletic Unión Catarroja. A la cabeza Jose Luis Lopez, un tinerfeño afincado en Valencia que empezó a luchar con 25 años cuando le diagnosticaron una enfermedad rara: fiebre mediterránea familiar, que produce una perdida progresiva de la movilidad de las articulaciones. “Todo esto surge junto a mi pareja Alba Sospedra, he vivido y he visto situaciones de incomprensión y exclusión, este proyecto quiere ayudar a chavales con problemas físico y mentales que les gusta jugar al fútbol”, explica.

Es una escuela muy familiar pero que en su primera temporada ya cuenta con 160 jugadores. Pese a llevar pocos meses de vida cuentan con equipos en todas las líneas de fútbol 8 y fútbol 11, además tienen un gran equipo femenino amateur y desean formar un femenino base la temporada siguiente. Una de las cosas que les diferencia de otras escuelas es el Fútbol Adapto y uno servicio social llamado “Multideporte”. Esta es una actividad que llevan a cabo con niños que aún no están sociabilizados del todo y no pueden entrar en dinámicas de grupo. “Este es el primer paso, por ejemplo los niños con autismo, reciben una atención personalizada necesaria antes de juntarse en grupo”. dice una de sus monitoras. El objetivo es desarrollar a nivel social unas mejorías en sus habilidades para poderles introducir en el fútbol adaptado.

Jose lo tiene claro: “El objetivo es que no haya distinciones entre los niños por eso persigo la plena inclusión”.

Además de director de la escuela es entrenador del Amateur, quiere mostrarse como un ejemplo de superación y que la gente que sufre una discapacidad vea que no se acaba el mundo. “Hay que tirar hacia delante para poder cumplir nuestros sueños, que no se rindan porque todo es posible”.

Sergio y Héctor estirando tras el entrenamiento | Foto: Ángel Ferrer

Sergio y Héctor estirando tras el entrenamiento | Foto: Ángel Ferrer

El objetivo de la escuela es el aprendizaje y la plena inclusión de los jugadores con problemas, no se les pasa por la cabeza priorizar los resultados, quieren que los niños se formen.

Del equipo de fútbol adaptado forman parte Sergio, Héctor, Ginés y Esteban. Entrenan con ejercicios muy similares a los que haría cualquier equipo pero más sencillos, con directrices más básicas. Roberto Muñoz es uno de sus entrenadores, y posee mucha experiencia porque forma parte de la Federación Valenciana que coordina actividades de este tipo: “Intentamos que mejoren la psicomotricidad, sus condiciones físicas pero siempre basándonos en el apartado social, queremos que creen un ámbito grupal”.

Ginés, portero durante el entrenamiento | Foto: Ángel Ferrer

Ginés, portero durante el entrenamiento | Foto: Ángel Ferrer

Tras realizar unos cuantos ejercicios deciden mezclarse con los benjamines, y todos juntos hacen un ejercicio de conducción entre conos con finalización en portería. Sergio y Héctor son dos más del grupo y realizan el ejercicio igual que el resto, necesitan más tiempo pero acaban chutando e incluso haciendo más de un gol, muy celebrado por ellos mismos. Los entrenadores lo afirman: “Desde que empezamos hasta ahora han evolucionado muchísimo”.

La madre de Sergio confirma que este deporte es muy importante para su hijo, le hace desarrollar capacidades motrices que en ningún otro sitio puede mejorar, además se siente útil y que es bueno en algo. “Psicológicamente, esto es un subidón para él”.

Ginés, Sergio y Héctor (de izquierda a derecha) jugadores del Atletic Unión Catarroja | Foto: Ángel Ferrer

Ginés, Sergio y Héctor (de izquierda a derecha) jugadores del Atletic Unión Catarroja | Foto: Ángel Ferrer

Es una iniciativa novedosa que quiere captar jugadores, y sus responsables son conscientes que los hay. Formar un equipo para poder competir sería todo un logro. Por ahora van paso por paso, todo a su tiempo, necesitan asentar una base y crecer en torno a sus principios. Pero este tipo de iniciativas son las que realmente nos hacen ver de que el fútbol base tiene una gran importancia social.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.