Toda la información del fútbol base valenciano

La nueva vida de Kangin Lee: el salto al Juvenil B y una renovación que tensó la cuerda hasta el límite

COMPARTIR
, / 1617 0

El coreano Kangin Lee vive días de adaptación a su nueva realidad como futbolista del Juvenil B, en lo que supone el cumplimiento de una de las condiciones pactadas para haber dado el ‘sí’ a su renovación como jugador del Valencia CF hasta junio de 2019 con opción a ampliar una temporada más.

Esta jornada, el centrocampista fue titular por primera vez en el Juvenil B dirigido por Javi Sánchis, que comanda con mano firme la tabla en Liga Nacional Juvenil con una considerable distancia sobre el segundo clasificado. El gol anotado por Martín Lapeña permitió a los blanquinegros doblegar a un combativo CD Acero (1-0), con lo que el debut fue positivo para el joven canterano.

YA HABÍA PASADO POR EL JUVENIL B… A MEDIAS

Disputar minutos como jugador de pleno derecho del Juvenil B, sin embargo, no supuso un gran cambio para Kangin, dado que tanto él como Nabil Touaizi ya llevaron a cabo gran parte de la pretemporada el pasado verano enrolados en su disciplina. Sin embargo, al comenzar la competición ambos jugadores fueron finalmente asignados al Cadete A, que disputaba la categoría Cadete Autonómico y que por edad correspondía a ambos futbolistas.

Sin embargo, tanto el entorno de Nabil como el de Kangin pensaban que su lugar estaba en Liga Nacional, y tras la decepción de ‘bajar’ a Cadete comenzaron a moverse para encontrar soluciones. En el caso del hispano-marroquí, su sonada marcha al Manchester City acabó con su etapa como valencianista. Y, de hecho, es posible que Kangin hubiese seguido el mismo destino de no ser por la estricta normativa de inmigración que rige en el Reino Unido y que suponía un obstáculo insalvable para su marcha al conjunto ‘citizen’.

Foto: Diario de Mestalla

Con todo, la situación a mediados de febrero alcanzó un punto crítico, con el coreano a pocos días de cumplir los 16 años. Una circunstancia que favorecía la firma de su Licencia P, vinculándole al Valencia CF y evitando que se marchase gratis -sólo se pagaría una pequeña cantidad por derechos de formación- a otro club. Su agencia de representación mantuvo una posición de firmeza, y el Valencia hizo lo propio. El contrato seguía sin firmar. El club reaccionó ante la posible marcha de una de sus ‘perlas’ concediendo una de las principales reclamaciones de la familia del jugador: la necesidad de subir un peldaño de exigencia ante el nivel exhibido en Cadete Autonómico, donde Kangin se había consolidado como un jugador dominante y desequilibrante.

Desde la dirección deportiva de la Academia se informó al jugador de que iba a comenzar a entrenar con el Juvenil B. De hecho, fue convocado para el partido que el equipo iba a disputar el fin de semana del 18 y 19 de febrero. Sin embargo, el jugador no acudió a la citación. Una circunstancia que no gustó en la dirección de la Academia y fue visto como un paso más en tensar la cuerda de la negociación. Durante los días siguientes el jugador, que estaba citado con la Selección Valenciana Sub-16 y se marchó a mediados de semana a Sant Boi a jugar el Campeonato de España, tampoco se ejercitó con normalidad.

TENSA NEGOCIACIÓN CON FINAL FELIZ

Mientras Kangin permanecía ajeno al tema y jugaba con el combinado de la FFCV, el Valencia y la agencia Interstar Deportes retomaron las negociaciones y dieron pasos en dirección a un acuerdo. La tensión durante aquellas jornadas fue, según revelan fuentes conocedoras de la negociación, muy importante. Kangin Lee había sido durante cinco años uno de los diamantes en bruto de Paterna, y perderle habría supuesto un golpe muy duro. Del mismo modo, la familia del jugador veía con buenos ojos seguir en el club, siempre y cuando se le ofreciese un proyecto deportivo atractivo y que tuviese en cuenta su crecimiento y desarrollo futbolístico.

Como suele ocurrir siempre en estos casos, la postura del jugador fue decisiva. El coreano, ante el esfuerzo del Valencia por retenerle, se sintió valorado. El acuerdo se fraguó en los días finales de febrero, se cerró el lunes 27 -cuando lo avanzó ESPORTBASE en CV Radio- y se oficializó en la tarde del martes 28.

Una mejora contractual, una ampliación de las temporadas de contrato (hasta 2019 con opción a verano de 2020 por objetivos fácilmente alcanzables), un ‘blindaje’ en forma de aumento de la cláusula de rescisión (que seguramente sea revisada al alza conforme el jugador vaya quemando etapas y escalando en los equipos de la Academia) y su asignación inmediata a la plantilla del Juvenil B a las órdenes de Javi Sánchis. A partir de verano de 2017, Kangin jugará en el Juvenil A en División de Honor. Lo hará con apenas 16 años y unos pocos meses.

Una vez dejado atrás el culebrón de su continuidad, el centrocampista puede al fin centrarse en su adaptación a una categoría con mayor exigencia física. Contará con minutos y regularidad, ya que el Juvenil B cuenta con doce puntos de ‘colchón’ sobre el segundo clasificado y apunta con claridad a la conquista del título. Aunque la cuerda se tensó, jamás llegó a romperse. Kangin Lee seguirá creciendo en el seno del Valencia, con un futuro prometedor con olor a primer equipo en el horizonte.

 

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.