Toda la información del fútbol base valenciano

¿Por qué los clubes de fútbol base necesitan comunicación?

Opinión de Aquilino Medina, director y promotor del Máster en Comunicación de Entidades Deportivas UCH-CEU
COMPARTIR
, / 608 0

Aquilino Medina, director del Master en comunicación de entidades deportivas UCH-CEU

¿Cuántas veces tenemos en nuestra mente una idea o estrategia y no sabemos cuál es la mejor forma de trasladarla para que todos la entiendan tal y como el emisor quiere? ¿Cómo están evolucionado los factores de la comunicación a lo largo de los siglos hasta llegar a nuestros días, donde las nuevas tecnologías se han convertido en un canal tan fugaz e inmediato que han puesto a una distancia prácticamente inexistente a emisor y receptor?

Es muy importante que estas preguntas también sean planteadas desde el deporte base, ese segmento incluido dentro de las entidades deportivas que tanto auge ha tenido durante los últimos años y que, si quiere seguir manteniendo su éxito, debe desde ya implicarse en profesionalizar su estrategia en comunicación.

Todo ello es muy sencillo de entender. Verán: al final, la comunicación -ojo, comunicación especializada y estratégica- es el hilo directo entre la escuela o club de fútbol base y los cabeza de familia que pagan unas cuotas, pero no olvidemos también que es el hilo directo para darnos a conocer entre aquellos entornos familiares que van a necesitar de las actividades que realizamos en un futuro inmediato.

Como es lógico, el conocernos mejor tras una eficiente, estratégica y profesionalizada comunicación empresarial podrá lograr una nueva cuota más a ingresar por esa generación de confianza lograda (sí, eso también lo consigue los largos tentáculos de la comunicación). Nuevos ingresos para la escuela que podrían llegar de la mano de otros aún mayores, los provenientes del resto de agentes del entorno económico que pueden llegar a colaborar con ese deporte base a través de sus firmas, colaboraciones, o estar interesados en el patrocinio de sus actividades, etc.

Echando una mirada al pasado, podremos recordar que hace años no se vinculaba tanto al deporte base con un sector empresarial al uso. Estaban ahí, asociadas al sentimiento de entornos sin ánimo de lucro o en muchos casos haciendo una actividad que se llegaba a incluso a vincular a la extraescolaridad. Hoy en día, todo esto ha cambiado: son fuentes generadoras de volúmenes importantes de negocio y, como tal, han echado sus tentáculos esos empresarios que quieren ofrecer un servicio de mayor calidad y muy profesionalizado para con ello, aprovechando el incremento de demanda, obtener unas crecientes rentabilidades. ¿Creen ustedes que estos proyectos hoy ya mercantiles, llamados escuelas de deporte base, siguen sin necesitar una comunicación estratégica como fuente necesaria de crecimiento?

Y ahora, avistando el futuro inminente, una reflexión que nos hacemos todos los que somos unos enamorados del deporte más allá del ocio, a los que además nos apasiona la comunicación y que no dejamos de asombrarnos con todo este crecimiento empresarial: ¿qué pintamos dentro del deporte base en todo este escenario que se nos presenta?

Pues muy sencillo: somos el perfil clave de su futuro.

Les explico: dado que van a necesitar comunicar de una manera especializada y no hay un perfil muy asentado en el actual mercado, se nos está abriendo, con lo difícil que es encontrar nichos de laboralidad hoy en día, un interesante espacio desde donde poderles ayudar a crecer.

Por ejemplo, nuestra escuela de fútbol de toda la vida, esa que nos vio pegar las primeras patadas a un balón y que hoy regenta un grupo inversor local que ha incrementado el número de equipos por edad y que cuida hasta el mínimo detalle de la organización de cada uno de sus grupos y finaliza cada temporada con la organización de un novedoso torneo nacional. Ellos van a necesitar nuestra estrategia de comunicación especializada en el deporte y desde la empresa. Qué forma más bonita y tan rentable para nosotros de ayudar a alguien que nos ha visto crecer, ¿no?

El propio mercado les obliga a continuar manteniendo ese crecimiento, y no hay otra forma de hacerlo, junto con la diferenciación y calidad, que comunicando lo que hacen. Y comunicando lo que hacen con un perfil profesional, dejando atrás esa colaboración “no especializada” que era realizada por cercanía al club de alguien que “en sus ratos de ocio” quería ayudar y se ofrecía a poder llevarle a algún medio alguna información de que ese año “ el cadete” había llegado a ser campeón comarcal.

Hoy en día, como ya van viendo, todo este ‘tinglado’ ya es mucho más que un mero pasatiempo. Bienvenidos al cada día más profesionalizado campo del deporte base. A día de hoy, esto ya también es empresa.

Texto: Aquilino Medina
Director y promotor Máster en Comunicación de Entidades Deportivas UCH-CEU

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.