Toda la información del fútbol base valenciano

La rectificación, un derecho que sí se ejerce en ESPORTBASE

COMPARTIR
, / 573 0

En las últimas horas los lectores de ESPORTBASE han podido leer, bajo el nombre ‘El entrenador que ganó 25-0: “Traté de cesar el juego ofensivo, con escaso éxito”‘, un texto de rectificación enviado al periódico por parte de Ignacio Izquierdo, ex técnico del CD Serranos que se acogió a la Ley 2/1984, de 26 de marzo, de Derecho de Rectificación, cuyo primer Artículo dice así:

Toda persona natural o jurídica, tiene derecho a rectificar la información difundida, por cualquier medio de comunicación social, de hechos que le aludan, que considere inexactos y cuya divulgación pueda causarle perjuicio.

En este caso, pese a que la información en el artículo original fue proporcionada tanto por fuentes del CD Serranos como del Benicalap, y todo tras citar al medio que dio la información en primer lugar, el técnico considera que ciertas manifestaciones “no se corresponden con la realidad”, por lo que procedió a ejercer con su derecho mediante un burofax enviado a la redacción del periódico. Un hecho más habitual de lo que parece en la prensa escrita, pero que muchos medios generalistas suelen despachar con un par de líneas matizando la información, cambiando el artículo original o directamente haciendo caso omiso de la petición.

ESPORTBASE no trabaja así. Nacimos con una línea editorial muy clara y, camino de nuestro segundo aniversario, tenemos intención de seguirla. Y en ella, además de citar a las fuentes de cualquier noticia (como hicimos en este caso), sí tiene cabida el derecho a la rectificación.

Este medio es abierto, plural y, lo que es más importante, sin intereses de ningún tipo más allá de fomentar el fútbol base y los valores que lleva aparejados. Eso no es obstáculo para haber tocado temas espinosos desde nuestro nacimiento, temas que han podido dejar en mal lugar a algunos de sus protagonistas. En todos esos casos, la puerta del periódico siempre ha estado abierta para ellos en caso de querer ofrecer su versión de cualquier hecho, que siempre fue buscada previamente por la redacción.

Esto no significa dejar de respaldar nuestra información, todo lo contrario. Nuestras fuentes son trabajadas, y seguiremos insistiendo día a día para ampliarlas, mejorarlas y afinarlas. Pero, si pretendemos ejercer un periodismo responsable, también debemos dejar ejercer a aquellas personas que lo deseen el derecho a la rectificación de manera responsable, honestamente, en tiempo y forma, sin disimular ni ocultar nada, con total transparencia. Y eso es lo que hemos hecho en este caso. Esperamos que nuestros lectores compartan esta forma de actuar.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.