Toda la información del fútbol base valenciano

A fondo: influencia del deporte en la odontología y viceversa

COMPARTIR
, / 172 0

La estrecha relación entre el rendimiento deportivo y la odontología es un hecho probado científicamente a través de numerosos análisis y estudios a lo largo de los años, especialmente en las últimas décadas en las que la profesionalización extrema del deporte y su fraccionamiento en un número interminable de áreas específicas para potenciar y maximizar el rendimiento ha hecho que especialistas analicen hasta el más mínimo detalle.

En el deporte de alta exigencia, como puede ser el fútbol, se producen infinidad de lesiones tanto a nivel profesional como en formación, que incluyen fracturas óseas, traumatismos en la cabeza, problemas de tipo muscular y, por descontado, lesiones dentales por golpes fuertes. Dichas lesiones pueden tener lugar en los tejidos duros dentales y pulpa (el diente), en tejidos periodontales (las encías) o en el hueso de sostén.

Durante una época fue habitual ver a futbolistas de élite emplear protectores bucales para prevenir este tipo de lesiones, proteger los dientes y tejidos de la boca y otros accidentes producto de la actividad deportiva. Los hay de varios tipos (estandar de goma o plástico, semiajustables de silicona o vinilo plástico…), pero los especialistas recomiendan al deportista -sea de la edad que sea- que emplee, en caso de querer portarlos, protectores individualizados de plástico vinílico, caucho vulcanizado o goma látex debido a su mejor retención, protección y comodidad.

El deportista de formación también suele consumir muchas bebidas isotónicas para reponer líquidos, además de bebidas energéticas azucaradas. Un consumo excesivo puede provocar erosión y caries de forma secundaria, así como la formación de poros, grietas y cavidades o, por ejemplo, hipersensibilidad dental (muy molesta en esas edades).

Foto: galdakaoplusdental.es

Una batería de posibles soluciones al consumo excesivo de bebidas azucaradas incluyen la reducción de la frecuencia de consumo, el uso de pajitas, un consumo mayor de alimentos con alto contenido en calcio y fosfatos (leche y quesos), mascar chicles sin azúcar que contienen carbamida (urea), o la aplicación tópica de flúor en los dientes.

En niños deportistas, las maloclusiones (mal alineamiento de los dientes o si estos no encajan de la forma correcta) son quizá la mayor fuente de problemas: pueden causar dolores de cabeza o en el rostro, trastornos en la mandíbula, trastornos miálgicos y, en líneas generales, provocar una disminución en el rendimiento deportivo. Las molestias dentales provocan, entre otras, dolor e insomnio; y la ausencia de piezas dentarias causa una mala masticación de los alimentos, que a su vez provoca una peor nutrición del niño y una desventaja en la competición.

Para más detalles e información sobre la relación entre deporte y salud bucodental, es conveniente visitar a tu especialista en la Clínica Dra. Oltra Moscardó de Valencia. Su odontopediatra puede proporcionar todos los detalles en prevención y tratamientos para que el niño rinda al máximo nivel y disfrute de una vida más plena. La consulta está en la Avenida Blasco Ibáñez 64, puertas 3 y 4 (Valencia), su teléfono es el 96.361.00.11 y, si vas de parte de ESPORTBASE, la revisión completa a ti o a tu hijo/a es gratuita.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.