Toda la información del fútbol base valenciano

Luis Vicente Mateo: ‘Tener a Marcelino cerca del fútbol base nos da mucha tranquilidad’

COMPARTIR
, / 1216 0

Luis Vicente Mateo | Foto: Paco Polit

El verano ya quedó atrás pero el trabajo en la Academia VCF no se detiene. Tras un periodo estival en el que la reconstrucción del VCF Mestalla fue una de las prioridades, el director de la cantera blanquinegra Luis Vicente Mateo hace balance del trabajo realizado en su primer verano en el cargo y apunta a los posibles focos de interés en los meses venideros: la renovación de jugadores prometedores como Ferrán Torres o Hugo Guillamón, el crecimiento del filial entrenado por Pénev, el impacto de Marcelino sobre la cantera…

ESPORTBASE: Tras convertirse en director de la Academia VCF en febrero, es el primer verano con total libertad a la hora de organizar todos sus aspectos. ¿Cuáles son sus sensaciones?
LUIS VICENTE MATEO: Ha sido un verano como cualquier otro, aunque al ser el primer año ha sido muy largo. Acabamos en Albacete con el Mestalla la última semana de junio, y la semana siguiente arrancaba la pretemporada del primer equipo. Hemos ‘enganchado’ una temporada con la otra. Empiezo con mucha ilusión y siguiente las bases que hemos aprendido de Rufete y Alesanco, dos personas que me han transmitido y enseñado todo. Estoy muy contento por el arranque de temporada, aunque no ha habido ni cinco días para desconectar.

EB: ¿Cuál es la principal diferencia al ocupar el cargo de director?
MATEO: El móvil suena en cada momento. Cada minuto, cada segundo, hay una llamada o mensaje. El principal ‘handicap’ es la incapacidad de desconectar. Yo sigo siendo el mismo, pero sí tienes que estar pendiente de todo. Este verano, por ejemplo, el principal problema fue perfilar el cuerpo técnico y plantilla del Mestalla. Bendito problema, porque significó que llegaste a la final del play-off para ascender a Segunda. Muchos jugadores salieron y hubo que moldear y adaptar nuevos técnicos y jugadores al equipo. Es lo que más días nos ha ocupado en verano.

EB: ¿Cuándo arrancó la temporada 2017-2018 para los técnicos de la Academia VCF?
MATEO: Oficialmente, cuando el filial comienza a entrenar. Pero empieza mucho antes: la planificación de cargas de entrenamiento, amistosos, jugadores… empieza en febrero o marzo. Nos sentamos con los responsables de metodlogía, análisis, preparación física y resto de departamentos para perfilar las plantillas, jugadores interesantes o a quién fichas. No se puede descuidar nada.

EB: A mucha gente sorprendió la designación de Lubo Penev como entrenador del Mestalla. No es un técnico con un carácter sencillo.
MATEO: Externamente, puede dar esa impresión. He conocido a Lubo personalmente y es una persona muy sincera, muy transparente, que dice lo que piensa. Respecto a la elección, un grupo de personas tuvimos paciencia con Curro para esperar a su decisión de seguir o marcharse. Eso retrasó la elección y nos la hizo cuesta arriba, todos los entrenadores fueron escogiendo sus proyectos. A Lubo lo habíamos tanteado 3 o 4 meses antes, no estaba entrenando y nos transmitía la máxima ilusión y sentimiento de venir a un club referente para el. Siendo sinceros, se nos cayeron varias opciones. Lubo era una de ellas. Una de los requisitos era que el entrenador no podía traer su cuerpo técnico, y eso descartó a varias opciones más. Aquí tenemos una estructura de Academia sólida, el que viene tiene que empaparse de la gente que hay y no al contrario, sería un grave error. Lubo no nos puso ninguna pega, y nos gustó esa exigencia y normas que necesitamos este año para esos jugadores que suben de edad juvenil. Sabemos que va a ser un año de transición, pero eso no nos desvía del objetivo: formar los máximos jugadores para que estén preparados.

EB: Esa exigencia, en el caso de Lubo, pueden traducirse en declaraciones ‘contundentes’. Ya se ha visto esta temporada. ¿Qué les parece?
MATEO: Es el carácter de Lubo. La semana anterior a la tercera jornada, el Mestalla ganó 4-2 y en sus declaraciones afirmó no estar contento con la actitud. Es Segunda B, un grupo muy potente y a veces no se plasma lo que se trabaja durante toda la semana. No le dimos importancia a aquellas declaraciones de la jornada 3, ni se la daremos cuando gane. Esos mensajes se trabajan internamente y Lubo quiere tenerlos a todos enchufados, no pueden relajarse.

EB: La plantilla del filial este año es atípica, con muchos juveniles del División de Honor.
MATEO: Y se debe a que la primera plantilla también tiene a muchos jugadores con ficha del filial entrenando y jugando con ellos. Nos obliga a que la línea del Juvenil A esté más cercana al filial, los jugadores entrenan al máximo sabiendo que en cualquier momento pueden jugar con el Mestalla. Ya se está viendo con jugadores como Ferrán o Centelles, que son habituales del filial. Aún así no nos quitamos exigencia en División de Honor: tenemos un buen grupo de jugadores y vamos a intentar ganarla.

EB: Por desgracia, las lesiones de rodilla de Marc Ferris y Javi Jiménez obligan a la pregunta: ¿van a fichar recambios?
MATEO: Las lesiones son un contratiempo. Una o dos incorporaciones, estamos trabajando en ello aunque sin volvernos locos porque las opciones a estas alturas son bastante limitadas. La RFEF nos permite dar la baja federativa a ambos jugadores debido a sus lesiones de larga duración, y a partir de ahí estamos buscando a un refuerzo. Pero estamos contentos con nuestros juveniles, estamos seguros de que lo van a demostrar porque van a tener opciones y minutos.

EB: Una lesión así de grave en chicos de 18 o 20 años puede suponer un duro golpe a nivel psicológico. ¿Cómo afrontan los técnicos de la Academia VCF este tipo de contratiempos para un chaval?
MATEO: La estructura de club se pone en marcha en esos casos. Lo primero es que los servicios médicos, fisios y readaptadores conozcan todo al detalle. Tras la operación, el proceso de recuperación es un trabajo diario con todos los profesionales. Es un tramo muy duro: en lesiones de rodilla, se tarda tiempo en dejar de sentir dolor. Rodeamos al jugador de muchas personas para que lleven mejor la recuperación y llegue al final del proceso lo mejor posible.

EB: Háblenos de Marcelino. ¿Qué le ha aportado a la Academia VCF su llegada?
MATEO: Para la gente que trabajamos en fútbol base, tener a Marcelino da mucha tranquilidad. Conoce el trabajo desde la base, viene de Mareo en Gijón. En cualquier momento, puede echar mano de jugadores del filial o del juvenil. Eso te hace trabajar con más ilusión; hace unas semanas vimos en el Bernabéu a jugadores que hace un año o dos estaban en esas categorías de formación. El trabajo en la parcela deportiva ha logrado estabilizar el club, y eso se traslada al fútbol base: jugadores que se quieren quedar, una buena relación con los agentes…

EB: ¿Y el nuevo presidente y director general?
MATEO: Anil (Murthy) ya estaba el año pasado y conocía cómo trabajábamos. Es imposible que esté aquí a diario. Pero sí se ha generado un proceso interno para que presidencia y Alemany como director general conozcan lo que ocurre y nuestras iniciativas.

EB: En ESPORTBASE criticamos en su momento el ‘blindaje’ de Paterna, cerrado a cal y canto. De igual modo, hay que elogiar la apuesta por la visibilidad en el último año, con ese documental formativo como colofón y que recientemente ha sido premiado.
MATEO: Hubo un momento, con tanto cambio, en que esa privacidad nos permitía trabajar más tranquilos. Compartíamos parte de esas críticas o argumentos, pero privacidad no significaba falta de transparencia. Esa visibilidad que tenemos ahora con el proyecto educativo tiene que estar guiada por la normalidad, con entrevistas como estas, o vídeos de los equipos, de las iniciativas que tenemos… Debemos darle total normalidad.

EB: ¿Qué tal la experiencia con la Escuela de Padres?
MATEO: Vamos a seguir impulsándola. Hemos tenido ya las primeras reuniones y hemos presentado ya a Paula, compañera de Jose Carrascosa y que estará con el Juvenil y hasta el fútbol-8. El área de Psicología pasa a ser el Área de Desarrollo Individual y Colectivo, que va a ser una herramienta para la resolución de conflictos y desarrollar esas competencias emocionales tan importantes. Con los padres, seguiremos intentando acercarles al trabajo que hacemos aquí en el día a día.

EB: A usted suelen preguntarle qué tipo de jugador le gusta para el Valencia. Le daremos una vuelta de tuerca a la cuestión: ¿qué tipo de persona le gusta para el Valencia?
MATEO: Normal. Humilde. Ahora siempre le pongo a los chavales los ejemplos de Carlos (Soler), Lato, Nacho Vidal o Nacho Gil. Nacho Gil, por ejemplo, ha cambiado mucho su carácter. Estas personas tienen mucha proyección en el Valencia, y más inteligencia a la hora de tomar decisiones. Siempre quiero tener a mi lado ese perfil de personas humildes y con espíritu de sacrificio. Eso se traslada a los equipos: a veces no le damos valor a la normalidad, se focaliza el interés en un jugador concreto. El colectivo es el que muchas veces permite que muchos jugadores lleguen a la élite.

EB: No hemos tratado muchos nombres propios, pero es inevitable hablar de Ferrán Torres. Es uno de los referentes de la Sub-17 y, aunque su actual cláusula son 8 millones, tenemos entendido que el club lo atará nada más regrese de la India
MATEO: Tenéis que perdonarme, pero como sabéis, ahora mismo dentro del club está trabajando en renovarle. No puedo dar más detalles ahora mismo. Queremos que esté aquí mucho tiempo.

EB: También hay cierta excepcionalidad en Kangin Lee: con 16 años, ya ha sido mejor jugador del COTIF Sub-20 y destaca habitualmente con el Juvenil A. Tras renovarle el pasado febrero, ¿hay algún plan para él?
MATEO: Hay jugadores que tienen su proceso, y en el caso de Kangin todas las áreas hemos pensado que había que exigirle más que en el Cadete A o Juvenil B para ver cómo compite. Medirse a chavales uno, dos o tres años mayores puede ayudarle a evolucionar. El MVP del COTIF fue anecdótico, pero demuestra que tiene unas grandes condiciones que debemos saber gestionar.

EB: ¿Con cuántos jugadores habla usted cada día?
MATEO: (Ríe) Con muchos. Trato de saludar a todos, pero sí me intereso si hay alguna lesión, si alguno está triste por algún motivo… Como anécdota, hay muchos que viven en la zona de la Petxina y prefiero ‘bajármelos’ yo en coche que que se marchen en taxi, para poder empatizar con ellos y charlar sobre cómo les va.

EB: Háblenos de esa red de colaboración con otras escuelas: Torrent, Llagostera
MATEO: Hace cuatro años vimos que necesitábamos esa red de escuelas colaboradoras que proporcionase una sede para tener controlados a todos los niños de la Comunitat. Estamos cerrando los papeleos con las entidades, pero en Valencia hablamos de Torrent CF, Colegio Salgui, también tenemos una relación muy directa con Alboraya UD… Bajando al sur, Gandía CF, Ontinyent CF, Dénia CF, La Nucía, Lacrosse Babel… Benferri en la Vega Baja; Onda en Castellón o el Ciudad Jardín en Catagena. Son entre dos y catorce escuelas en total. Este proyecto se llamará Escoles VCF y nos servirá para tener una base de datos muy amplia, además de fidelizar a los chavales y poder llevar el Valencia a otras entidades. Toni Navarro será el responsable este año, viene del área de proyectos internacionales y cada semana está en contacto con los responsables de todas estas escuelas.

EB: ¿Y la expansión por otras regiones?
MATEO: Sabemos que la Comunitat tiene grandes jugadores, pero también todo el Mediterráneo: Cataluña, Murcia, Almería o Andalucía. Queremos consolidar la red de escuelas este año. A partir de ahí, el plan es generar ese vínculo escuelas-VCF en más lugares de Murcia, Almería, Málaga, Cataluña…

EB: ¿Reemplaza este modelo al ojeador tradicional, el de toda la vida?
MATEO: No creemos que vaya a sustituirlo. El área de captación con Jose Giménez se ha doblado en los últimos años, de siete trabajadores a catorce en toda España. Pero sí ayuda a que ojeadores en Andalucía, por ejemplo, tengan ‘sedes’ donde organizar actividades para nuestro club que nos ayude a llegar antes a los jugadores con talento. No compites sólo con Barça y Madrid, sino también Atlético, Espanyol, Villarreal, Sevilla… Queremos que esta red nos ayude a reconocer antes ese talento, siendo un complemento para los ojeadores tradicionales.

EB: Acabamos con violencia en fútbol base, aprovechando el inminente Congreso ‘STOP Violencia’. ¿Qué piensa el Valencia al respecto?
MATEO: No hay lugar para la violencia en el proceso formativo. En fútbol base, es necesario mucho tiempo y mucha concienciación. El día 13 presentaremos nuestras ideas y apoyaremos sus iniciativas, tanto en Paterna como cuando nos desplacemos a jugar fuera. Somos el Valencia CF, y el fútbol base valencianista debe promover unos valores entre los niños.

EB: ¿Qué planes tiene para la Academia VCF 2017-2018?
MATEO: Vamos a focalizar esfuerzos este año en la residencia de Paterna como concepto y modelo de funcionamiento. ¿Qué queremos? ¿Cuarenta y cinco niños, treinta, cincuenta? Estamos pensando mucho al respecto. También en mejorar las condiciones e infraestructuras. Es el última área que nos queda por mejorar y darle un salto de calidad.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.