Toda la información del fútbol base valenciano

El Valencia vuelve a ser un equipo copero y encarrila el pase ante el Zaragoza (0-2)

COMPARTIR
, / 69 0

Foto: Valencia CF

La Copa del Rey arranca sonriendo al fútbol valenciano. El Valencia CF se estrena con una victoria ante el Zaragoza CF (por dos goles a cero) que encarrila su aventura en el torneo del KO y mantiene su imbatibilidad intacta. Una victoria que, pese a la superioridad blanquinegra sobre el verde, no se confirmó hasta los últimos diez minutos de partido.

Un Valencia construido con los jugadores menos habituales y comandado por Parejo, que se ha convertido en la extensión de Marcelino García Toral sobre el terreno de juego, saltaba al césped de la Romareda para confirmar con su juego que ha recuperado su identidad más arraigada de equipo ‘bronco y copero’. Así lo hizo, dominó el desarrollo del juego los 90 minutos siendo un quipo incómodo de encarar, pero, sin embargo, no logró estrenar el marcador hasta el 81’, cuando Rodrigo, Guedes y Soler salieron como revulsivos en ataque.

Las constantes del partido se mantuvieron estables durante los 45 primeros minutos del encuentro. El Valencia controló las pulsaciones del juego, marcando el ritmo desde el centro del campo y protagonizando las embestidas a puerta. El Zaragoza, por su parte, se limitó a evitar que los blanquinegros anotaran y presentó un equipo muy replegado. Jaume Doménech, portero valencianista titular en el partido, apenas sudó la camiseta en la primera mitad, con un Zaragoza que a duras penas traspasó la línea del medio campo.

Mientras tanto, los jugadores del Valencia monopolizaron la posesión, no dieron un balón por perdido, se dejaron el aliento, ansiosos por demostrar al míster que quieren un hueco en este Valencia que ha comenzado lanzado la temporada. Las oportunidades blanquinegras se cocinaron por la banda diestra y hasta en tres ocasiones pasaron por las botas del canterano Nacho Gil. Pero la ocasión más clara del encuentro se produjo en el minuto 40, con un disparo intencionado de Orellana que Ratón, el guardameta del Zaragoza, sacó con una mano providencial.

Pese a la intencionalidad del Valencia, el partido se marchó con empate sin goles al descanso. Y se reanudó con un guion similar en la segunda mitad. La iniciativa continuaba siendo blanquinegra y el Zaragoza se encomendó a los pases largos desde la portería para que Vinicius Araujo armara alguna contra. Mediante esta fórmula los locales consiguieron dar el primer, y único, susto a Jaume en el minuto 60: Vinicius recorrió la banda, centró, encontró rematador, pero Jaume atajó el disparo a quemarropa de Rai.

En el último cuarto de hora, con el marcador todavía por estrenar y apareciendo los primeros espacios en la defensa zaragozista, Marcelino fue con todo y recurrió a los titulares habituales que anoche empezaron desde el banquillo. Sumó a Rodrigo y a Guedes al ataque para aumentar la pegada del equipo y alineó también a Carlos Soler para acechar el área rival desde el mediocampo. La estrategia del técnico valencianista fue providencial. Rodrigo anotó en el minuto 81 de cabeza, tras un pase templado y milimétrico de Parejo que sirvió en corto al delantero.

Precisamente el capitán, Dani Parejo, sería quien confirmaría la victoria valencianista ya en el tiempo de descuento (minuto 91) con el segundo gol, de penalti tras un empujón a Nacho Gil dentro del área pequeña. El de Coslada no se lo pensó, agarró el esférico, lo colocó en el punto de penalti y transformó en gol un derechazo certero que otorgaba tranquilidad al Valencia de cara al partido de vuelta que acogerá Mestalla.

Texto: FFCV

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.