Toda la información del fútbol base valenciano

EB Think Tank: Restringir la presencia de niños de Segundo Año en equipos de Primer Año

COMPARTIR
, / 728 3

Foto: Auditionsfree

Otra semana, otra idea lanzada a nuestro particular ESPORTBASE Think Tank para reflexionar en torno a ella y, por qué no, para dar ideas a los órganos federativos respecto a las mejoras que se pueden introducir en sus competiciones en el futuro. En esta ocasión, es la lectora Laura García la que saca a la palestra un tema polémico: las diferencias de edad en el seno de un mismo equipo, que a la postre confieren cierta ventaja competitiva en la Liga.

No debería estar permitido mezclar niños de Primer Año con niños de Segundo en un equipo

Para que las competiciones fueran más igualadas, no debería estar permitido mezclar niños de Primer Año con niños de Segundo. En primer lugar, porque en muchas ocasiones, la presencia de un niño más joven nacido a finales de año en un equipo y otro más mayor nacido a principios de año en el equipo rival, en la práctica la diferencia de edad es casi de dos años. Dicha diferencia de edad conlleva una superioridad física, pero también esa ‘malicia’ o inteligencia emocional de quien ha vivido más experiencias.

Esto último es mucho más importante de lo que parece: no se trata sólo de que tengan físicamente más envergadura, sino que también cuentan con mucha más ‘pillería’ y en ocasiones eso afecta a la seguridad de los niños más jóvenes. Al tratarse de un deporte de contacto, los golpes y choques entre niños pueden ser bastante importantes.

Está claro que hay clubes pequeños y con menor número de equipos a los que no les queda más remedio que incluir los tres niños de Segundo Año en su plantilla por falta de niños. Pero hay muchos otros que, teniendo niños suficientes como para formar cuatro o cinco equipos por categoría, configuran así sus equipos para poder ganar la Liga. Estas ‘grandes’ escuelas son las que se aprovechan de las pequeñas y no se dan cuenta, o no quieren darse cuenta, que detrás de todo esto hay niños.

No es justo que les quiten a esos niños el derecho de poder disfrutar de una competición digna e igualada y no siempre salir del campo con la sensación de que les hayan dado un duro correctivo, tanto físicamente como a efectos del resultado.

Ah, y esto no es sólo un problema exclusivo del fútbol-8; en fútbol-11 ocurre exactamente lo mismo.

¿Qué os parece la idea? ¿La aplicaríais en las competiciones federadas?

¿Tienes alguna idea para mejorar el fútbol base? ¡Entra en EB Think Tank y cuéntanosla!

3 Comentarios

  • Paco dice:

    No només haurien de controlar la presència per edat dins el mateix equip, sinó dins el mateix grup de competició. No té sentit que al mateix grup de preferent infantil trobes equips de primer any, de segon any i mixt. Jo accepte que alguns xiquets per habilitat o desenvolupament poden competir amb xiquets més grans. Però per sistema, ho veig contraproduent.

  • Toni dice:

    En las competiciones actuales de fútbol 8 de la FFCV, sólo pueden haber 3 niños de segundo año en un equipo de primer año. Yo pienso que esos posibles tres niños (que no todos los equipos los tienen) no deberían de suponer ningún problema, posibilitan que se puedan cerrar plantillas y hacer un balanceo en la composición de las mismas.
    En los casos que conozco, esos niños de segundo año no suelen ser superiores a niños de primer año… y en ningún caso he visto lo que se comenta en este artículo, niños de mayor calidad de segundo año jugando con un equipo de primer año únicamente con la intención de ganar una liga.
    Otra cosa puede ser en fútbol 11, pero ahí no entiendo que existan, dentro de una misma categoría, ligas diferentes para primer o segundo año… me parece un absurdo quejarse en ese caso de que un equipo sea mayoritariamente de segundo o primer año.

  • Juan Luis dice:

    Un caso claro es el grupo 7 de alevines de 1er año de Valencia donde el CD Malilla encabeza la clasificación con todo victorias (9 en total) y donde el máximo realizador del grupo es su delantero con 25 goles.
    Este delantero, de envergadura considerable y muy buen jugador, es de segundo año y no se entiende el porqué de estar inscrito en un equipo de 1er año, más teniendo en cuenta que el CD Malilla es una escuela con suficientes niños y equipos para poder ubicar a sus jugadores en equipos correspondientes con la edad.
    Está claro que es legal porque lo permite el reglamento, pero pienso que el reglamento se creo para que los clubs pudieran completar equipos con niños que no tenían cabida en otros equipos y no para aprovecharse y reforzar a un equipo para que sea campeón, cosa que no sería ética.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.