Toda la información del fútbol base valenciano

‘¡Mujer tenías que ser!’ o ‘vete a fregar’, entre las vejaciones sufridas por una árbitra de 17 años en Alicante

COMPARTIR
, / 469 0

Imagen de archivo de un entrenamiento del Tómbola Athletic | Foto: Tómbola Athletic

En el enésimo ejemplo de machismo en el fútbol base, el diario Información de Alicante recogió en su edición del miércoles el terrible testimonio de S. N. R., la colegiada de 17 años encargada de arbitrar un partido de Alevines en Alicante y que recibió gravísimos insultos y expresiones vejatorias durante el choque, como ‘¡Vete a fregar’!’, ‘¡Mujer tenías que ser!’ o ‘¡Lo único que haces es tocarte el c…!’.

El pasado domingo, en la zona norte de la provincia, el Tómbola Athletic Club Alevín ‘A’ y el Racing Akra medían sus fuerzas en el choque de la jornada 12 del Grupo 4 Alevín Primer Año de Alicante. Un partido desnivelado en el marcador muy pronto a favor de los visitantes (el duelo acabó 1-9) y cuyo desarrollo enervó a algunos de los técnicos locales, que mantuvieron una actitud “hostil y amenazante” contra la colegiada menor de edad.

En el acta del partido, la árbitra recogió alguna de las expresiones que le destinaron dos de los técnicos de la escuela del Tómbola (I. J. T. G., delegado del equipo Cadete local, y el entrenador del Alevín A del Tómbola, J. M. L. S., que además fue expulsado por la colegiada por sus reiteradas faltas de respeto). Todas ellas “con actitud hostil, calentando el partido (…) en lugar de dar ejemplo”.

Además, la trencilla explica que, tras expulsar al entrenador del Alevín, el hombre “entra en el terreno de juego de manera agresiva y con los brazos en alto se acerca a mí gritando: ‘No me vas a decir lo que tengo que hacer; me voy si me da la p… gana’“, añadiendo que sus gestos “con los brazos en alto” son “de modo amenazante, como si fuera a dar un puñetazo a algo“.

La reacción del Comité de Árbitros no se hizo esperar: ante la gravedad de lo ocurrido, los servicios jurídicos del Comité se pusieron a disposición de la árbitra y presentarán una denuncia “por comportamientos machistas y sexistas y por ofender a la integridad y la dignidad personal” contra estas dos personas.

El diario alicantino recogió las declaraciones de José Antonio Guijarro, delegado del Comité de Árbitros en Alicante: “Son intolerables este tipo de actitudes machistas y sexistas y tenemos que erradicar estos comportamientos y apartar a estas personas de los campos de juego, máxime cuando se trata de un partido de alevines y de fútbol formativo, en el que se supone que tenemos que inculcar valores sociales y deportivos a niños de nueve años», explicó.

La árbitra se marchó “asustada” y los acusados se defineden

“Estas haciendo algo que te gusta y hay gente que te lo está impidiendo, es muy desagradable. Son niños de 9 años, ¿qué ejemplo les estás dando?“, lamentó S. N. R. al ser preguntada por Antena 3 días después de lo ocurrido. Su testimonio recalca el miedo sentido en pleno partido: “¿Por ser chicas ya no podemos pitar? ¿No está el fútbol destinado a mujeres? Es muy frustrante. Me marché a casa super asustada, básicamente con la sensación de haberlo hecho tan mal… Me sentía super culpable“, concluyó la joven.

En los días transcurridos desde el incidente, el Tómbola Athletic no se ha pronunciado oficialmente sobre lo sucedido con sus técnicos en sus canales oficiales (Twitter y Facebook). De hecho, la última actualización de ambos data del sábado 13 de enero, 24 horas antes del suceso. Han apartado a los dos técnicos, tal y como informó Generación Pro, a la espera de que se esclarezca lo sucedido: “Como club estamos en contra de todo tipo de violencia. Los hemos apartado y si se corrobora que lo han hecho, serán expulsados. Este tipo de actos no pueden tener cabida ni en el deporte ni en el fútbol base. Para el Comité de Árbitros tiene toda la veracidad, pero a nosotros nos gustaría respetar la presunción de inocencia y creemos que ellos tienen derecho a defenderse“, indicó el presidente del Tómbola, Paco López.

Desde el club también se quiso dar la versión de los dos acusados: “Es verdad que el entrenador se puso nervioso, pero niega que intentase agredir a la árbitra. La otra persona en cuestión, que estaba en la grada como padre de un jugador y no como delegado del club, también niega que empleara todos los insultos que pone en el acta“, explicaron.

El otro equipo presente en el campo, el Racing de Akra, sí manifestó su repulsa a lo ocurrido en sus redes: “Desde el Racing Akra C.F. condenamos cualquier tipo de acto de violencia en el mundo del fútbol base y es por esto que ya nos hemos puesto a disposición de la Federación Valenciana de fútbol y su Comité de árbitros para lo que ellos crean oportuno. Es intolerable este tipo de actitudes en un campo de fútbol y es trabajo de los clubes erradicar este tipo de comportamientos, condenándolos y no permitiendo a ciertas personas que participen en este deporte“, indicaron en una nota oficial.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.